sábado 4/12/21

El fin de semana comienza en la provincia con buenas noticias en cuanto a incidencia, con una tasa a 14 días que baja de los 532 a los 520 casos y otro ligero descenso a siete días, de los 252  a los 247 casos por cada 100.000 habitantes.

Los malos datos se concentran en el índice de reproducción del virus que no deja de crecer y hoy alcanza el 0,96 frente al 0,92 de la jornada de ayer. La cifra es la más elevada de Castilla y León y supera en 13 décimas la media regional del 0,83.

También en escalada se coloca la incidencia relativa a los mayores de 65 años. Hoy, la tasa a 14 días continúa en riesgo extremo y se queda en los 258 casos, 4 más que ayer, con una incidencia semanal también en alza y que pasa de los 126 a los 135 casos.

La única mejora es la positividad de las pruebas diagnósticas realizadas en la última semana que vuelve a bajar a nivel alto después de que el miércoles se tiñera de morado al rebasar el 15%, aunque se queda de cerca de esa cifra (14.45%).

El mejor dato se sigue concentrando en la trazabilidad de los casos con números que ya superan el 77%.

Una jornada más se mantiene la presión hospitalaria. Al igual que ayer, la planta COVID registra 26 pacientes ingresados, lo que se traduce en una ocupación COVID del 7,32%.

En las UCI, la tasa de ocupación es del 10,53% (dato que se mantiene invariable desde el martes), con 2 pacientes hospitalizados.

El índice de reproducción del coronavirus no deja de crecer
Comentarios