jueves. 30.06.2022

Día de la Subdelegación de Defensa en Zamora, labor impecable y cercana

Por segundo año la Subdelegación de Defensa en Zamora, tomaba el Teatro Ramos Carrión en la semana de la Fuerzas Armadas, con el objetivo de un año más acercar a la ciudadanía uno de los ministerios en los que hace años con el servicio militar todos los hombres en edad de cumplirlo tenían que pasar por ese lugar, hoy día la Subdelegación mantiene el objetivo de la cercanía con la población civil, y es oficina de asuntos militares para los que en su vida dedican o han dedicado su profesión al servicio de la patria.
muerte no es el final homenaje caídos
muerte no es el final homenaje caídos

El Delegado de Defensa en la Comunidad de Castilla y León presidía el acto breve y emotivo de la imposición de condecoraciones y menciones especiales a las personas y entidades, que según la Subdelegación que está presente en Zamora desde 1996, en el nuevo edificio sito en la Avenida de Requejo y que hace de embajada militar para las personas que tienen algún asunto que tratar con el ministerio de Defensa.

Asistieron al acto de la tarde noche del pasado 24, autoridades y representantes de la cultura y sociedad zamoranas, además de todos aquellos zamoranos que desearon hacerlo mostrando el Teatro un aforo casi completo.

En el acto que comenzó con la lectura del desarrollo del mismo se escuchó el himno nacional como primero de los elementos musicales que dieron paso a un breve pero emotivo acto que es ya el segundo que organiza la Subdelegación de Zamora .

La imposición de diversas condecoraciones y entrega de reconocimientos a personal de la Subdelegación, así como a otros miembros de la sociedad zamorana con motivo de su dedicación y cooperación en la difusión de la Cultura de Defensa en la provincia han sido los objetivos de un nuevo aniversario de este grupo de militares que aunque pequeño desarrollan una gran labor en la ciudad y la provincia.

Raúl García Alonso del Colegio Santísima Trinidad era el ganador del concurso que convoca entre los escolares la Subdelegación de Defensa y que versó este año sobre el tema de los exploradores y las expediciones militares y su contribución a la historia.  Habló el alumno sobre la Travesía del Amazonas y sobre los conquistadores y exploradores de otras épocas por supuesto de Francisco de Orellana al que iba dirigida la carta homenaje que Raúl escribía y por la que fue galardonado y que leyó en público en honor y recuerdo a su padre.

Esta es su carta:

RAÚL GARCÍA ALONSO
4º ESO - COLEGIO SANTÍSIMA TRINIDAD Zamora (ZAMORA)
El recuerdo perdido de un expedicionista
Querido militar, compañero de expedición de Francisco de Orellana, casi cinco siglos han pasado desde tú última
expedición, aquella que comenzasteis como una simple búsqueda de especias pero que acabó siendo una de las
más grandes recolecciones de información de todos los tiempos.
Mucho tiempo me ha tomado comprender bien lo que hicisteis, lo que entregasteis y lo que perdisteis, puede que
a día de hoy no comparta vuestros métodos, pero de lo que no me cabe duda es de la manera tan valiente y
decidida que actuasteis, tú y tus compañeros, al tomar la decisión de dejar todo atrás, sabiendo que aquella
expedición no sería un simple viaje, sino que muy probablemente fuese el último viaje para vosotros. Por eso es
que te admiro y agradezco lo que hiciste, internándote hasta lo más profundo del Amazonas, recorriendo las orillas
del río mientras observabas toda la fauna y flora desconocida de aquel lugar.
¿Sabes una cosa? Tal vez pareciera que escribo esta carta como forma de agradecimiento por todo lo que sufriste
por tu travesía a lo largo del Amazonas, pero realmente hay un motivo más allá.
No me malinterpretes, toda la información que recopilaste ha sido de gran utilidad para la humanidad, la cantidad
de datos que conseguisteis sobre animales de todo tipos, desde los más bonitos y tranquilos hasta los más
grandes y aterradores o sobre todas aquellas diferentes plantas y sus propiedades únicas, me parece algo
grandioso y merecedor del más grandioso halago, sin embargo, realmente te escribo esto por otro motivo, por
miedo, miedo a que como te pasó a ti el resto del mundo también se olvide de alguien muy especial para mí.
Cada día me enfrento al temor constante de que, al igual que te pasó a ti, que entregaste todo y solo se te
recuerda como uno de los hombres de Francisco de Orellana, también se pierda el recuerdo de mi padre.
Él murió hace tan solo unas semanas, pero todo el mundo parece ya haberse olvidado de su presencia, y eso es
injusto porque yo todavía le siento junto a mí y me aferro a lo último que me dijo antes de emprenderse en aquella
expedición “Sé que esta será muy posiblemente la última vez que te vea, pero mientras alguien recuerde la estela
de mis actos siempre podrás usarla como camino de vuelta hacia mí”
Sé que puede parecer muy egoísta pero, si soy sincero, mientras te escribo esto solo deseo que sirva como
ejemplo para alguien más, que alguien siga mis pasos y recuerde a mi padre para que así nunca desaparezca su
estela y pueda seguirle allá donde esté.

3Subdelegaciondedefensa
Raúl García Alonso 

 En este mismo contexto se entrego el premio “Arias Gonzalo, Caballero Leal”, en su primera edición ( premio de especial sentido y compromiso), que ha correspondido a Don Feliciano Ferrero Freire, secretario general de la Fundación Caja Rural, así como un reconocimiento a los veteranos participantes en la campaña militar de 1957-1959, en el territorio de Ifni-Sahara.

11Subdelegaciondedefensa
Subdelegación Defensa Arias Gonzalo a Feliciano

También fueron especialmente mencionados en el acto teresa Saavedra responsable de comunicación del Teatro Ramos Carrión por la ayuda prestada siempre para con los actos que celebra la Subdelegación y que se hizo extensivo a todo el personal del teatro,

14Subdelegaciondedefensa
Subdelegación Defensa entrega Teresa

También se mencionó especialmente a Luis Pedraza como impulsor de la Cultura y la música de Zamora y como embajador de la misma

16Subdelegaciondedefensa
Subdelegación Defensa entrega Pedraza

Al igual que se hizo con Ricardo Flecha por ser también un gran baluarte para la cultura de la ciudad y provincia.

17Subdelegaciondedefensa
Subdelegación Defensa entrega Flecha
 

La intervención sencilla y clara de un hombre cercano como es el Coronel Vicente González que mencionó y baso su breve discurso en la importancia de la población civil como sino de la Subdelegación en Zamora así como la de los alcaldes de la provincia y de los reservistas y personas que cuidan de la seguridad nacional ya sea en Zamora o en el extranjero en misiones especiales.

Este fue el discurso completo del Coronel:
En primer lugar, gracias por haber querido acompañarnos hoy en esta que es la semana de las Fuerzas Armadas que lo son de todos.

Gracias a la excelentísima Diputación provincial, presidente, por dejarnos, una vez más disponer del teatro. Y gracias a sus empleados por vuestro apoyo.

Gracias a la Comandancia de la Guardia Civil, David, mi teniente coronel, y a tu personal que ha hecho esto posible.

Y gracias a la Hermandad de Jesús en su Tercera Caída por vuestra disposición y el apoyo del coro. Y como no, al reducido equipo que compone esta subdelegación que se multiplica en sus empeños.

Los que nos han acompañado en anteriores ocasiones saben que este es un formato nuevo que probamos el año pasado, y que alguno puede encontrar menos marcial; pero nosotros no somos una unidad militar como tal que pueda realizar una vistosa parada. Por otro lado, este escenario y realizarlo en horas vespertinas nos permite ampliar el número de invitados de forma muy considerable, y eso es básicamente lo que pretendíamos, porque la defensa de una nación son sus ciudadanos, unos uniformados y otros no,--pero todos--, por lo tanto, cuantos más puedan asistir sea a título personal sea en representación de las sociedades, agrupaciones u organizaciones a las que pertenezcan, mucho mejor.

Bienvenidos alcaldes y concejales de la provincia en representación de sus vecinos. No están aquí los 248, evidentemente, por circunstancias de cada cual, pero los ayuntamientos serán siempre nuestros invitados, y cuanto más lejos estén de la capital, más obligado me siento para con ellos. Señores alcaldes, ustedes fueron un elemento capital en el reclutamiento en el pasado, y a día de hoy son también parte de la Defensa, lo deducirán de mis palabras. A ustedes, yo, desde aquí, les reconozco el mérito que supone hoy en día aceptar un cargo público y llevar la gobernación de su pueblo, en la mayoría de los casos por mera vocación de servicio, para mejorarlo y hacer más fácil la vida de sus convecinos. Sinceramente, tienen mi admiración.

Hemos querido hacer partícipes de esta celebración también a aquellos soldados veteranos de la campaña de Sidi Ifni del año 1958, cuyo esfuerzo fue reconocido el pasado año por el gobierno de España. Una guerra corta pero difícil en la que las tropas marroquíes que intentaron invadir el entonces territorio español, se estrellaron contra la determinación y la bravura de estos entonces jóvenes de cuerpo y hoy todavía jóvenes de espíritu que nos acompañan y para los que solicito su aplauso.

Queridos veteranos: vuestra presencia hoy aquí es un homenaje a vuestra actuación, a vuestro patriotismo, a vuestra disciplina y a vuestra valentía; y también un homenaje a todos aquellos soldados de reemplazo que sirvieron con valor y lucharon con honor en nuestros ejércitos a lo largo de los tiempos.

Y siendo todos bienvenidos, voy a pasar a las felicitaciones, que también son muchas:

Empezando por el más joven, que es el ganador de la IX edición del concurso “carta a un militar español”: Raul García Alonso, del colegio “Santísima Trinidad”, al que acaban de escuchar. Raul: ¡enhorabuena! Créanme si les digo que no conozco ningún ejército que haya vencido en una guerra sin contar con el apoyo decidido de sus conciudadanos. Vuestras cartas, vuestro apoyo, son un soplo de aire fresco que nos da aliento y nos da fuerzas en nuestro quehacer diario. Gracias a ti, a todos los alumnos participantes de diferentes colegios, y a vuestros profesores por vuestro soporte.

Como condecorado: José Luis, mi subteniente, aunque no formas parte de la subdelegación, por ser ISFAS un organismo autónomo, ya sabes que eres como uno más. Veláis con atención y con cariño por nuestros enfermos y sus problemas, y ese buen hacer te ha sido reconocido por el Ejército del Aire con su medalla de mérito. ¡Enhorabuena!

Mi enhorabuena también a los militares profesionales que alcanzados los 45 años pasaron a ser reservistas de especial disponibilidad y que acaban de recibir el diploma que les acredita como tales, en presencia de sus familias, y que si me permiten la expresión taurina: se van por la puerta grande después de muchos años al servicio a España y a sus ciudadanos.

Vais a seguir sirviendo a la sociedad y a vuestra patria desde esta etapa nueva en vuestra vida que iniciáis, a la vez que permaneceréis disponibles como reservistas de especial disponibilidad, si España os requiriera, hasta la edad de pase al retiro. Sois parte de esto y lo seréis siempre.

Por otro lado, hemos querido reconocer este año el desinteresado y reiterado apoyo de tres de ustedes entre los muchos que facilitan nuestras actividades habituales, especialmente, en las que conciernen a la difusión de la cultura de Defensa, y así felicito a:

Teresa Saavedra, que desde tu puesto en la gestión del Teatro Ramos Carrión, nos has facilitado siempre con tu buena disposición todas nuestras tareas y actividades con un celo por encima del cumplimiento de las funciones que te corresponden. Enhorabuena y gracias.

Luis Antonio; Pedraza a secas como te conocen casi todos, músico, musicólogo, profesor. Siempre que te lo hemos requerido has estado ahí, sea como jurado del concurso “Carta a un militar”, sea participando en el concierto de invierno o lo que fuera menester. Cuando descuelgo el teléfono para llamarte sé de antemano que la respuesta es un “SÍ”.

Ricardo Flecha, escultor, artista multidisciplinar diría yo, profesor, y desde no hace mucho embajador del Ejército de Tierra junto a Carmen Ferreras. Contigo me ocurre como con Luis Antonio, siempre antepones un SÍ. Y en ambos casos no es sólo un SÍ de compromiso, es un SÍ entusiasta.

Me lo ponéis tan fácil ambos, que tengo que reflexionar siempre antes de hablar con vosotros para no caer en el abuso.

Por último: querido Feliciano, premio “Arias Gonzalo: caballero leal”. Al frente de la Fundación Caja Rural, donde lo eres todo, desde secretario general a auxiliar administrativo, pasando por informático, relaciones públicas, contable, conductor, operario, …., nos has prestado todos los apoyos que te hemos requerido y sin los cuales muchas de nuestras actividades no hubieran sido posibles.

¡Qué grande pero que desconocido caballero, Arias Gonzalo, más allá de estas murallas y a pesar del romancero!

Feliciano, lo que te hace acreedor al premio “Arias Gonzalo: Caballero Leal” es, además de tu apoyo incondicional a la difusión de la Cultura de Defensa, tu apoyo al frente de la fundación a la sociedad zamorana, a la cultura, a la investigación, a la ciencia; a Zamora y a los zamoranos en resumen, conscientes como somos de que haciendo Zamora, creyendo y luchando por esta tierra que se consume, emprendiendo y trabajando en lugar de sostener actitudes quejumbrosas o corrosivas, hacemos mejor y más grande esta tierra y por encima de todo, hacemos España.

Me consta que muchos de ustedes son nuevos en esta celebración, así que no me queda otra que abusar de su paciencia para presentarles de forma muy breve la subdelegación y sus funciones, que podríamos resumir de la forma siguiente:

Somos la representación institucional del ministerio de Defensa en la provincia, y el órgano a través del cual instituciones y particulares se comunican con el ministerio.

El Reclutamiento, es una de nuestras tareas principales, de forma que, de entre aquellos que sienten la llamada del noble oficio de las armas, seleccionemos a los más aptos para incorporarse a nuestras Fuerzas Armadas. Oficiales, suboficiales y tropa para los tres Ejércitos y los Cuerpos Comunes de la Defensa. También a los reservistas voluntarios que creo que merecen unas palabras: gentes de toda clase, edad, condición y oficio, cuyo amor a España y a sus Fuerzas Armadas hace que den un paso adelante entre los ciudadanos y soliciten su ingreso como reservistas, para estar dispuestos a ser movilizados cada vez que sean requeridos.

Celebran su día el 2 de mayo, por ser ese de 1808, en el que el pueblo español se levantó en armas contra el invasor mientras los ejércitos permanecían maniatados por órdenes de no intervención.

Vosotros, reservistas, sois herederos de aquellos paisanos convertidos temporalmente en combatientes, como dignos sucesores, aportáis a la sociedad lo que os corresponde mediante vuestros trabajos y profesiones habituales, y hacéis además vuestra aportación esforzada a la Defensa.

Pero nosotros, los zamoranos, tenemos nuestro propio dos de mayo. El seis de enero de 1809, todos los zamoranos útiles, (pocos, pues los jóvenes ya combatían fuera encuadrados en las unidades levantadas) salieron a enfrentarse al ejército francés que marchaba hacia Portugal apostándolo en las riberas del río Valderaduey, -- allí los zamoranos, en abrumadora inferioridad, fueron arrollados y el que no fue muerto fue herido, cayendo la ciudad dos días más tarde.

Volveremos a intentar, ya que este año no fue posible, que el domingo posterior a esa fecha, en el barrio de Villagodio, junto al monolito que lo conmemora, rendir homenaje a nuestros heroicos paisanos. Para ello, pido vuestro apoyo: instituciones, asociaciones y cofradías, --zamoranos todos. Honremos a nuestros heroicos antepasados.

Seguimos en lo que estábamos…..

Nos encargamos también de la acción social y de atender la administración del personal civil que presta servicio en el ministerio de Defensa, así como del personal militar en reserva, tratando de hacerlo con la admiración y el cariño que merecen aquellos que han dedicado su vida al servicio de España.

También de prestar los apoyos necesarios a la Jurisdicción Militar o a nuestra Intervención General. Y por supuesto, como no podía ser menos, de la asistencia y apoyo al personal del Ministerio cuando se desplaza.

Por último, y la más principal, la difusión de la Cultura de Defensa: para que todos los españoles sepan que disponen de unas Fuerzas Armadas disciplinadas, eficientes, austeras y resolutivas; y que cualquier español no uniformado, desde el servidor público al autónomo, del trabajador de una factoría al agricultor o al ganadero, debe sentirse también parte de esa defensa en su actividad profesional, en su quehacer diario, en la educación de sus hijos, en su participación en la vida social como ciudadano, desde la honradez, la justicia, la eficacia y la dedicación a sus funciones respectivas, consciente de que su buen hacer en sus tareas familiares y profesionales nos hará mejores españoles y más fuertes para luchar contra aquellos que desde dentro o desde fuera, quieren destruirnos.

Pero España es fuerte, es un conjunto de pueblos, de voluntades, tradiciones, historia, convivencia, cultura, destino, vivencias, pasiones, contrastes, acuerdos y desacuerdos, lo ha sido desde tiempos inmemoriales y lo seguirá siendo, y sé que ninguno de ustedes, hoy aquí presentes, tiene la menor duda al respecto.

Señoras y señores, estoy convencido de que ustedes como yo no creen en una España acomplejada, prisionera de su historia o rehén de su propia grandeza que algunos han tratado de deformar y desvirtuar tergiversando lo ocurrido hace siglos, destacando las miserias, escondiendo las hazañas, y sacando de contexto y de tiempo los hechos, para tratar así de ensombrecer lo enorme de aquellas gestas llevadas cabo por hombres y mujeres excepcionales que hicieron esta España nuestra y forjaron lo que hoy somos.

Y quiero terminar pidiéndoles que se pongan en pie.---

Y sobre los pilares constitucionales en los que se basa nuestra convivencia: la justicia, la libertad y la seguridad, unan sus voces a la mía, como testimonio de su creencia en una España socialmente justa, fuerte y unida,

y griten conmigo:

¡Viva España!

¡Viva el Rey!

Unas imágenes con los rostros los soldados fallecidos en este año pasado también se proyectaron sobre el fondo del escenario del Teatro Ramos Carrión.

31Subdelegaciondedefensa
Subdelegación Defensa
18Subdelegaciondedefensa
Vicente Coronel Subdelegación Defensa Zamora 

Finalizaba el sencillo acto con un homenaje a los caídos y con una entrega de una corona de laurel que portaban el Subdelegado de defensa en Zamora así como uno de los participantes en la campaña del Sidi-Ifni en Marruecos, mientras el coro de la Hermandad de Jesús en su Tercera Caída interpretaba junto a los asistentes “La muerte no es el final”.

Día de la Subdelegación de Defensa en Zamora, labor impecable y cercana
Comentarios