sábado. 22.06.2024
Muro San Martín.
Muro San Martín.

El exterior del aparcamiento subterráneo de San Martín presenta un aspecto renovado una vez que han concluido las obras de revestimiento de los muros laterales de la calle Sor Dositea Andrés con la calle Carniceros. Unas obras que han conllevado la reparación integral de un paño completo del cerramiento de mampostería que reviste el muro del estacionamiento con piedra de Zamora, similar a la del resto de edificaciones de la zona, con el fin de mantener la armonía estética del entorno.

El muro interior del aparcamiento es de hormigón armado pero estaba revestido por un panel de mampostería de piedra arenisca que en algunos tramos presentaba un estado de deterioro, con riesgo de desprendimientos de mampuestos hacia la acera. Con anterioridad se habían realizado ya diversas intervenciones sobre alguna zona puntual del cerramiento de piedra afectado, pero que no han resultado ser la solución más idónea para resolver el problema del muro, que se ha ido agravando con el paso del tiempo. Este deficiente estado de todo el paño del muro suponía un riesgo evidente para la seguridad de los viandantes, y más aún cuando ya se han producido algunas caídas de los elementos pétreos, aunque afortunadamente sin tener que lamentar ningún daño personal, por lo que el Ayuntamiento decidió llevar a cabo una actuación integral sobre todo el tramo afectado como solución definitiva a esta situación.

Esta intervención ha consistido en la reconstrucción del paño de mampostería, apoyado sobre una nueva cimentación más sólida del terreno y debidamente retenido al muro interior de hormigón armado. Cabe destacar que no se ha alterado la estética ni la volumetría de la zona, ya que se han utilizado en su gran mayoría las mismas piedras que se desmontaron cuidadosamente para recolocarlas posteriormente en el muro. No obstante las piezas arqueológicas pétreas, recuperadas en su momento durante la excavación del aparcamiento y colocadas sobre soportes metálicos en el mismo muro, algunas de las cuales ya se había caído, han sido depositadas en el edificio acristalado existentes en el propio Parque de San Martín, para su reubicación en un espacio más adecuado y convenientemente protegido, tras un proceso de documentación mediante su correspondiente ficha y detalle de las características arqueológicas. El coste de esta intervención, que se ha llevado a cabo a lo largo del verano, ha sido de 48.000 euros.

Concluyen las obras de muro lateral del aparcamiento de San Martín