sábado. 01.10.2022

COAG logra que la Junta sea condenada a indemnizar a un ganadero zamorano por un ataque de buitres

Castilla y León, a diferencia de la mayoría de las comunidades autónomas con presencia de buitres leonados, no tiene establecida ninguna indemnización para los ganaderos que sufran ataques de buitres en sus explotaciones, lo que supone un importante agravio comparativo respecto de los ganaderos de otras comunidades

El Juzgado declara que los métodos alternativos para la alimentación del buitre leonado que autoriza la Administración, muladares autorizados y autorizaciones a determinados ganaderos para abandonar animales muertos en el campo, se han revelado insuficientes para alimentar a la población de estas aves necrófagas

/images/Provincia/buitre3.jpg
/images/Provincia/buitre3.jpg

El 11 de marzo de 2019, en una localidad zamorana de la comarca de Sayago, a las 15,10 horas, una bandada de buitres atacó a una vaca y a su ternero aprovechando la indefensión de la res que estaba dando a luz. El ganadero llegó a tiempo para espantar a la manada de rapaces pero no para salvar las vidas de la vaca y su ternero. El veterinario se personó rápidamente en la granja y solo puedo certificar la defunción de los bovinos.

Los ganaderos constatan cada día con más desafortunada frecuencia el planear de los buitres sobre las granjas con ánimo de atisbar un descuido o un momento de debilidad de las reses para atacarlas. Y esto es así, desde que, hace algunos años en toda la Península, la Unión Europea prohibió el abandono de animales muertos en el campo para atajar la crisis de las vacas locas

La rápida llegada del veterinario a la explotación zamorana, que hizo fotografías y levantó informe de la causa de la muerte de los animales, fue determinante para que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Zamora, en sentencia de 10 de noviembre de 2021, haya declarado que la causa de la muerte fuese el ataque de los buitres, declarando así mismo que la responsable de indemnizar el daño al ganadero sea la Junta de Castilla y León.

Según los Servicios Jurídicos de COAG-ZAMORA, que asumieron la defensa del ganadero, el Juzgado declara que los métodos alternativos para la alimentación del buitre leonado que viene autorizando la Administración, que son los muladares autorizados y las autorizaciones a determinados ganaderos para abandonar los animales muertos en el campo, se han revelado insuficientes para alimentar a la población de aves necrófagas, y que “Esta insuficiencia es la que determina el cumplimiento de los requisitos de la responsabilidad patrimonial”.

No es la primera vez que la Junta de Castilla y León es condenada a indemnizar daños que causan los buitres sobre el ganado vivo, pues el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Salamanca ya la condenó en el año 2019 por un ataque de buitres a una explotación porcina.

Castilla y León, a diferencia de la mayoría de las comunidades autónomas que tienen presencia de buitre leonado, no tiene establecida ninguna indemnización para los ganaderos que sufran ataques de buitres en sus explotaciones, lo que supone para ellos un importante agravio comparativo respecto de los ganaderos de otras comunidades autónomas que ya las tienen establecidas. Tales son La Rioja, la Comunidad de Madrid, la de Castilla La Mancha, así como los territorios históricos de Álava y Vizcaya.

Desde COAG CASTILLA Y LEÓN pedimos a la Junta que no demore más el establecimiento de estas líneas de ayuda a los ganaderos de nuestra región.

COAG logra que la Junta sea condenada a indemnizar a un ganadero zamorano por un ataque...
Comentarios