sábado. 20.07.2024
Profesor
Profesor

Está en marcha en España, también en Castilla y León, y desde hace largos meses, el proceso de estabilización de personal de la administración pública. Dicha estabilización, en el caso del profesorado, se está desarrollando en dos procesos extraordinarios paralelos e independientes, que deberían permitir, en teoría, la estabilización tanto por méritos, como por la superación de un proceso de concurso-oposición.

El proceso se ha desarrollado de una manera tan caótica que, acabada la fase de oposición en los primeros días del mes de julio de 2023, la Junta aún no había hecho público a través del BOCYL la adjudicación de la estabilización por el concurso de méritos, primero de los dos procesos que se puso en marcha a finales de 2022.

Dado que ambos procesos se han ido solapando en el tiempo, tanto la CGT como otras organizaciones sindicales solicitamos a la Consejería de Educación, que aclarase si iba a permitir a los docentes que pudieran obtener la estabilización por méritos, participar en la oposición que se celebraría antes de la adjudicación por concurso de méritos, obteniendo de diversos responsables de la Consejería la callada por respuesta, o la afirmación de que la Junta no iba a hacer nada hasta que hubiera consenso entre todas las comunidades afectadas, y mientras tanto que los docentes opositaran sin problema. Y así lo hicieron cientos de docentes que opositaron, y muchos de ellos, gracias su esfuerzo, superaron las pruebas.

Hasta que, por sorpresa, a traición, sin consenso alguno, y a través de la Resolución de 26 de julio de 2023 de la Dirección General de Recursos Humanos de la Junta, ésta acaba de hacer lo que nunca dijo que haría, que no es sino excluir del proceso de estabilización a los docentes que acaban de superar la oposición, alegando que han sido seleccionados en el concurso de méritos paralelo recientemente publicado.

Después de haber sido preguntada en multitud de ocasiones por este tema a lo largo de varios meses y hasta la actualidad, después de negarse a comunicar postura alguna por escrito, después de manifestar verbalmente que no habría problema alguno al respecto, después de permitir que cientos de docentes tomaran parte en un duro proceso de oposición, después de que muchos de ellos la hayan superado y visto su nombre en la lista de aprobados, y después de haber cubierto el posterior plazo de presentación de méritos de la parte del concurso-oposición, de manera sorpresiva la Junta expulsa del proceso a centenares de profesores, jugando de manera inmoral con su futuro profesional.

Hay que recordar que, en el proceso de estabilización por méritos, muchos de los docentes van a ser forzados a cambiar drásticamente de lugar de trabajo y residencia, a mudarse a otras provincias o comunidades autónomas, a sufrir una costosa reestructuración familiar. Por ello, y para intentar tener la
opción de seguir residiendo y trabajando en Castilla y León, o lo más cerca posible de su provincia, muchos de ellos, independientemente de que pudieran conseguir la estabilización por el proceso de méritos, optaron por esforzarse y aprobar el proceso de concurso-oposición. Más aún, cuando al opositar no había aún publicación oficial de la adjudicación por méritos, y la Junta no había manifestado nada en contra de dicha participación.

CGT denuncia que la Consejería de Educación "maltrata" a los docentes al "excluirlos"...