lunes. 27.06.2022

Cáritas Diocesana de Zamora atendió a 12.482 personas durante el año 2021

Como cada año, Cáritas Diocesana de Zamora presenta su memoria anual coincidiendo con la campaña de Caridad 2022: Somos lo que damos, somos amor.
Cáritas
Cáritas
El Obispo de la Diócesis de Zamora, Fernando Valera Sánchez, comenzaba su intervención en la rueda de prensa con un agradecimiento “a tantas personas que dan su donativo, a tantas personas que ofrecen su testimonio, su trabajo, su aliento. Creo que Cáritas es sobre todo ese proyecto de tantas personas que hay en nuestra Diócesis, y es siempre como un faro que alumbra el caminar de todos nosotros. El Obispo ha recordado que Cáritas Española celebra este año su 75 aniversario “gracias y adelante, que esta celebración sea un incentivo para la generosidad, la colaboración, para hacer de la caridad nuestra guía y el camino de nuestro seguimiento de Jesús. Muchas gracias”.

Antes de empezar su intervención Antonio, J. Martín de Lera, delegado-director de Cáritas Diocesana de Zamora, agradeció al Obispo su cercanía y el hacerse presente en la realidad de Cáritas al lado de los más pobres.

Somos lo que damos, somos amor es el lema de Caridad 2022, como apuntaba Martín de Lera “la imagen del cartel partiendo el pan hace referencia a la eucaristía, tomad y comed. Desde siempre la eucaristía y la caridad van unidas”. Cáritas celebra su gran fiesta en el Día del Corpus, Día de Caridad, “celebramos el amor que recibimos, el amor que damos, el amor que somos. El amor es lo que da sentido a todo lo que hacemos a todo lo que somos. Dejarnos amar y saber amar a los demás”. Como explicaba el delegado-director de Cáritas, “en los tiempos que vivimos se hace imprescindible y necesario hacer del amor un faro que se convierta en referente para alumbrar horizontes de esperanza de oportunidades y de vida nueva capaz de emergen en medio del dolor y la tristeza”.

Cáritas invita, a través de su campaña de Caridad 2022, ha reflexionar sobre qué estamos dando y qué podemos dar por los demás. Martin de Lera ha respondido a esta cuestión apuntando que se puede dar mucho a los demás con sencillos gestos como “mirar con ternura, escuchar con paciencia, cuidar la fragilidad, compartir con generosidad o denunciar la incoherencia que genera injusticia”. 

MEMORIA 2021

La memoria de actividades 2021 de Cáritas recoge el trabajo realizado en la Diócesis de Zamora, al lado de muchas personas que pasan por una situación difícil marcada por consecuencias sanitarias, económicas o sociales. “Cuando presentamos esta memoria, hablamos de 12.482 personas atendidas, un porcentaje muy importante de nuestra población”, situación que ya anunciaba el último informe FOESSA de Castilla y León que apuntaba a que la exclusión en la comunidad aumentaba, en poco más de un año, del 14 al 18%.

El delegado-director de Cáritas Diocesana de Zamora comentaba que la entidad está detectando cinco problemas principales “un aumento de personas en situación de pobreza cronificada, condicionada por el aumento de los precios y de la inflación, en segundo lugar la falta de empleo y de tejido empresarial que cree puestos de trabajos dignos, la tercera cuestión es la brecha digital, tanto en menores como en familias y mayores; en cuarto lugar la soledad no deseada tanto en zonas rurales como urbanos y, también y en quinto lugar los problemas de salud mental derivados de la pandemia, pero también con el modelo de vida y sociedad que tenemos. Ante esta situación una buena parte de los recursos de Cáritas se han invertido en estas ayudas de recibos de luz, gas, alquiler…, pero Cáritas también ha invertido en cursos de formación, para facilitar la inserción socio-laboral, logrando este año 111 inserciones. En cuanto a la brecha digital, avanzaros que estamos colaborando en ello y con un programa de con fondos europeos en breve dispondremos de varias aulas digitales, también frente a la soledad, estamos fomentado el voluntariado y las personas que están cerca. Destacar que los programas de adicciones ven en incremento las personas que acuden a ellos y por último que se ha logrado el sello de calidad” en varios programas de Cáritas. 

Arancha San José Temprano, responsable de administración de Cáritas Diocesana de Zamora, destacó algunas cifras de personas atendidas como las 7.631 de acogida y animación comunitaria, las 609 que han pasado por los programas de adicciones, las 111 del programa de inmigrantes o los 560 mayores atendidos en las seis residencias que Cáritas gestiona en la Diócesis de Zamora. San José apuntó que no hubiese sido posible llegar a tantas personas sin el esfuerzo e implicación de los 323 trabajadores contratados y los 810 voluntarios. 

Los recursos económicos invertidos en el ejercicio 2021 por parte de la entidad ascendieron a los 10.108.156 euros, “un 72% corresponde a financiación privada y un 28% a financiación pública", afirmó la responsable de administración. Además, quiso destacar que de las entidades públicas, la Junta de Castilla y León es la que más aporta a la entidad. Por otro lado, se apuntó a que los fondos propios de Cáritas corresponden a colectas y herencias y legados, otra forma más de colaborar con Cáritas.

CÁRITAS CON UCRANIA

Beatriz Riesco Hurtado, responsable de cooperación internacional, tomó la palabra para exponer cómo Cáritas sigue trabajando en Ucrania sobre el terreno con dos sedes y más de 50 oficinas y parroquias donde “se desarrollan programas de atención social, en lugares de apoyo a desplazados internos que huyen del conflicto, la mayoría dirigiéndose al oeste del país o a cualquier punto fronterizo. También se atiende a las personas que están esperando a salir del país en las fronteras”. Por otra parte, la responsable de cooperación internacional comentó el trabajo que Cáritas está realizando en la provincia, realizando un acompañamiento integral 15 familias, 41 personas.” Esta ayuda pasa por cubrir sus necesidades básicas, aprender el idioma y la cultura española a través de las clases que se imparten desde el programa de inmigrantes, informarles sobre trámites administrativos por su condición de refugiados, asesoramiento y orientación laboral y mantener espacios de escucha y apoyo para detectar cualquier necesidad que se pueda presentar. Muchas familias han solicitado que sus hijos participen en los campamentos de Cáritas y hay algunos que están acudiendo en este momento a nuestros centros de apoyo al menor”. 

Este trabajo es posible  realizarlo gracias a la solidaridad de la sociedad, “Cáritas ha recaudado ya más de 80.000 euros para esta causa a los que hay que sumar la iniciativa de Caja Rural que lleva recaudados aproximadamente 90.000 euros y que seguirá con la emergencia abierta con el objetivo de llegar a los 100.000”.

Cáritas Diocesana de Zamora atendió a 12.482 personas durante el año 2021
Comentarios