martes 30/11/21
Un comercio de Zamora anuncia el Black Friday. Foto Marcos Vicente
Un comercio de Zamora anuncia el Black Friday. Foto Marcos Vicente

El Black Friday empezó como algo novedoso hace años, pero en este 2021 ya se considera como un "día negro" para el medio ambiente y para el pequeño comercio de provincias como Zamora.

De hecho, cada vez son menos las tiendas que anuncian en sus escaparates este "viernes negro", símbolo de exceso de consumo que se traduce también en más contaminación: más reparto de paquetes que incrementa el transporte y más emisiones por la producción "desenfrenada" de algunos artículos.

El presidente de la Asociación Zamorana de Empresarios del Comercio (AZECO), Ruperto Prieto, asegura que el Black Friday se ha convertido "en otro periodo de rebajas, dentro de este estado de continuas ofertas, días especiales, campañas de descuentos... que con el cambio de regulación hizo que se perdiese ese momento real de rebajas, que venía muy bien a los comercios y a los consumidores, tanto por el componente de ahorro, como por el componente de ilusión".

A lo que hay que unir que se ha pasado de celebrar un fin de semana a  15 días. "Los comerciantes ya llevaban unos años en los que han ido perdiendo el interés por este evento, ya que al extenderse en el tiempo perjudica a una de las pocas épocas del año, buenas de verdad, que son las navidades, que se ven muy afectadas", subraya Prieto.

 Además, tras un año y medio de pandemia, con el comercio como uno de los principales sectores afectados, "y lo que le está costando remontar", añade el presidente de AZECO, se hace muy difícil apuntarse al "viernes negro", ya que "el margen del comercio tras la pandemia y el aumento de costes está muy ajustado".

Y en una sociedad cada vez más concienciada, el Black Friday también destaca como una mala jornada para el medio ambiente por el exceso de consumo y la cada vez más corta vida útil que le damos a los artículos que compramos, desde ropa hasta dispositivos móviles.

Sin ir más lejos, los zamoranos cambiamos casi cada año de teléfono móvil, sin ser conscientes de la polución que producen su fabricación y su utilización: a lo largo de su vida útil, el móvil contamina lo mismo que un viaje de 300 kilómetros en coche y el 80% de esas emisiones se "lanzan" al medio ambiente durante el proceso de fabricación, según datos recogidos en Televisión Castilla y León.

Black Friday, un "día negro" para el medio ambiente y el pequeño comercio de Zamora