miércoles. 24.04.2024
Foto de archivo hacker
Foto de archivo hacker

La Comisión de Asistencia ha puesto en valor los últimos datos del balance de criminalidad que sitúan a Zamora en una posición prácticamente inmejorable. La tasa de criminalidad en la provincia se sitúa en las 30,6 infracciones penales por cada mil habitantes siendo una de las más bajas y, por lo tanto, de las “más seguras de España”. Así lo ha puesto de manifiesto la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, durante la Comisión de Asistencia a la Delegada que se ha celebrado esta mañana precisamente en Zamora. 

El balance presentado por el Ministerio de Interior “sitúa la tasa de criminalidad en Castilla y León en 35,9 infracciones penales por cada mil habitantes. Esto es más de 12 puntos por debajo de la tasa nacional, que se sitúa en 48, siendo España además uno de los países más seguros del mundo”, ha destacado la representante del Gobierno en Castilla y León. 

El número de infracciones penales registradas en Castilla y León entre enero y septiembre de 2022 alcanza los 64.942 delitos, lo que supone un 21,7% más que en el mismo periodo del año pasado (contando todo tipo de delitos).

Dado que “durante los años 2020 y 2021 se produjo un importante descenso de las cifras de criminalidad, motivado por las condiciones derivadas de la pandemia causada por la covid-19”, la delegada ha comparado los datos también con 2019, el año previo al impacto de la crisis sanitaria y el último con unas cifras no distorsionadas por el efecto covid. Así, respecto de 2019, el incremento de la criminalidad es del 14,3% (entonces, entre enero y septiembre, se registraron 56.802 infracciones penales).

Pero, además, ha puntualizado, al analizar las cifras de criminalidad es preciso tener en cuenta también en estos momentos la penetración y el uso masivo de internet (especialmente las crecientes formas de comercio y compras on line) que se viene observando desde hace ya algunos años y, especialmente, desde 2016. Este hecho ha motivado un incremento considerable de la cibercriminalidad y, en concreto, de las estafas cometidas por medios informáticos. En apenas seis años, las estafas informáticas conocidas han crecido en España un 455,5% respecto de las registradas en 2016, ha reparado.

Estos cambios sociales también han tenido su efecto en la criminalidad en Castilla y León y, según el último balance del Ministerio de Interior, la cibercriminalidad ha aumentado un 111,1% en la comunidad respecto de 2019, muy por encima de la media nacional, del 89,3%. “Esto es lo que ha hecho que, en términos generales, los datos de delincuencia aumenten”, ha justificado la delegada.

De hecho, la criminalidad convencional (consideradas todas las formas de criminalidad no cometidas en el espacio ciber) ha descendido en Castilla y León un 0,1% respecto de 2019, por debajo de la media nacional (del 0,8%).

“Castilla y León está entre las seis comunidades donde más han aumentado las denuncias por hechos delictivos cometidos a través de la tecnología, y entre las diez que han conseguido reducir los delitos no vinculados a la tecnología”, ha resumido la delegada, enfatizando, una vez más, en el uso responsable de las tecnologías.

CIBERESTAFAS Y DELITOS CONTRA EL PATRIMONIO

En datos absolutos, de las 64.000 infracciones penales denunciadas en Castilla y León entre enero y septiembre de 2022, un total de 14.000, el 22%, han sido estafas informáticas. En Zamora, este porcentaje disminuye bastante y, de las 4.000 infracciones penales conocidas en esta provincia, 650 (el 16%) han sido estafas informáticas, ha especificado Barcones.

Las estafas a través de medios telemáticos han desbancado ya al que era el delito más común en la comunidad hasta ahora. “Los hurtos ya no son las infracciones penales más numerosas. Ha habido 12.000 en Castilla y León en estos tres trimestres de 2022”, ha reparado la delegada. En Zamora, no obstante, ha habido 800 hurtos frente a las 650 estafas informáticas.

Los delitos contra el patrimonio (robos y hurtos) siguen estando no obstante entre los que más se denuncian en Castilla y León. Una de cada cuatro infracciones penales que se conocen corresponde a este tipo de delitos contra el patrimonio. Aún así, última estadística aprecia un descenso respecto de 2019 de este tipo de delitos. En concreto, los hurtos han descendido un 10,4%, el mismo porcentaje de reducción que han registrado los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones. También la sustracción de vehículos ha bajado un 6,7% en Castilla y León.

Preocupa sin embargo el aumento de los delitos contra la libertad sexual, que continúa el aumento iniciado a partir de 2014. Se han registrado en los nueve primeros meses del año en Castilla y León 463 delitos contra la libertad e indemnidad sexual. Comparado con las cifras de 2019, es un 19,3% más. Las agresiones con penetración han aumentado un 23,5%.

Es destacable también el incremento porcentual de los homicidios dolosos y asesinatos consumados, que ha crecido un 85,7% con trece casos este año; y los delitos graves y menos graves de lesiones y riñas tumultuarias, que han aumentado un 45,9% por ciento respecto de 2019, con 798 infracciones penales registradas en los nueve primeros meses de 2022.

Todas las provincias han registrado un incremento de la criminalidad respecto de 2019, si bien Soria (35,65%) y Salamanca (32,91%) representan el aumento porcentual más importante. En el lado contrario, Ávila, León y Valladolid, donde el número de infracciones penales ha aumentado entre un 6 y un 7% respecto de 2019. Aún así, ha insistido la delegada, la comunidad sigue registrando las tasas de criminalidad más bajas del país

La baja tasa de cibercriminalidad convierte a Zamora en una de las provincias más...