lunes. 28.11.2022
El obispo de Zamora con el gerente-ecónomo
El obispo de Zamora con el gerente-ecónomo

El obispo de Zamora, Fernando Valera, y el gerente-ecónomo de la diócesis, José Manuel Chillón, han presentado esta mañana en el Seminario San Atilano la campaña del día de la Iglesia Diocesana que lleva por lema: “¡Gracias por tanto!”. Pero también han dado cuenta de las cuentas de la Diócesis de Zamora, unas cuentas saneadas y con superávit.

Sin embargo, este presupuesto no puede hacer frente a todas las necesidades que la iglesia zamorana precisa invertir en mantener su patrimonio. El gerente-ecónomo diocesano, José Manuel Chillón, ha explicado que las cuentas de la diócesis están “saneadas”, aunque reconoce que el imponente patrimonio que gestiona la iglesia diocesana hace que cualquier intervención en un templo suponga una partida presupuestaria difícil de asumir. Por tanto, si no es “con la ayuda de todos” es imposible sostener el peso patrimonial de la diócesis.

Las cuentas son claras: cinco millones de ingresos y cinco de gastos en 2021. "Siempre pensamos en una economía sana, para la misión y evangelizadora; por eso, nos protege más la transparencia que el secreto", señaló el prelado zamorano. Pero preocupa el estado del patrimonio eclesiástico. Porque hay templos que precisan reformas y el presupuesto de la Diócesis no tiene capacidad para afrontarlas. Para muestra un botón: en la última Comisión de Patrimonio, la lista de peticiones superaba los 400.000 euros, reconoció Chillón.

"Con ese nivel de gasto tendríamos para tres años", insiste el gerente-ecónomo. Es decir, aunque hay una economía saneada, el peso patrimonial de nuestra Diócesis es "imposible sostenerlo sin ayuda de todos", reitera Chillón. De ahí que se planteen cambios de la Reforma Económica que data del año 1999, con medidas que ya puso en marcha monseñor Valera cuando llegó a Zamora, como dar uso a edificios como los seminarios de Toro y Zamora o la cesión de terrenos al Ayuntamiento para construir un aparcamiento en la ciudad.

"Nuestra labor social se ve fraguada en lo que hemos firmado hace unos días: la cesión por 10 años de dos pisos en Cardenal Cisneros para la comunidad Menesiana para la integración de jóvenes de 18 años" que, de otro modo, quedarían fuera de la red de protección social, recalcó Chillón.

"Vamos a crear un fondo de comunicación de bienes", avanzó el obispo de Zamora. "Quien no puede tiene que tener la oportunidad de realizar pequeñas obras que sean sostenibles. Será un fondo de solidaridad entre parroquias", dijo. Y no sólo en lo económico. De hecho ya se han creado equipos misioneros en parroquias de Zamora que se desplazan hasta distintos pueblos para ayudar en tareas pastorales.

Durante su intervención, el prelado mostró su agradecimiento hacia la comunidad cristiana de Zamora por su implicación y dedicación a la Iglesia. Ha agradecido el trabajo desinteresado de cientos de voluntarios, de catequistas, de colaboradores y otras personas vinculadas a las parroquias donde su actividad es esencial e imprescindible en el desarrollo cotidiano de las tareas pastorales y de evangelización. También ha agradecido la generosidad económica de otros tantos zamoranos que han creído en la labor de la Iglesia y la han sostenido también con su dinero: donativos, herencias o legados.

Por otro lado, también se ha dado a conocer en el desayuno informativo ante los medios de comunicación que la diócesis de Zamora cuenta con un portal de transparencia online donde los zamoranos ya pueden consultar toda la información económica.

Así las cosas, el obispo de Zamora ha recordado que el domingo la colecta en las distintas parroquias de la diócesis se destinará al sostenimiento de la iglesia particular de Zamora.

La Diócesis de Zamora presenta unas cuentas saneadas y creará un fondo de solidaridad...
Comentarios