jueves. 02.02.2023

El Ayuntamiento de Zamora, "obligado" a alquilar maquinaria para que operarios de Parques y Jardines puedan seguir trabajando

Grupo Raga, inmersa en un proceso judicial tras las denuncias del equipo de Gobierno por presuntamente "inflar" facturas y sin posibilidad de renovar el contrato para seguir realizando el servicio, se niega a comprar el material necesario tras sufrir el año pasado un robo en sus propias instalaciones
Trabajadores de Parques y Jardines en Pinilla
Trabajadores de Parques y Jardines en Pinilla

Fue en agosto del año pasado cuando la Policía Nacional cursaba una denuncia por el robo de cinco debrozadoras y un cortasetos en la nave del Grupo Raga, empresa encargada del contrato municipal de Parques y Jardines.

Ese hurto dejó sin gran parte de la maquinaria a la empresa, según el Grupo Raga, que ahora se niega a comprar nuevo material mientras espera de que el contrato de Parques y Jardines se adjudique a otra firma.

Ante esta situación, y tal y como confirmó el concejal de Medio Ambiente, Romualdo Fernández, el Ayuntamiento se ha visto obligado a alquilar la maquinaria necesaria para que los empleados puedan seguir trabajando en el mantenimiento de parques y jardines.

El edil de IU considera que "la obligación y responsabilidad de la empresa es reponer la maquinaria", pero ante su negativa "no vamos a permitir que se deje de trabajar y de realizar las labores de mantenimiento" de los espacios verdes, recalca  Romualdo Fernández.

Eso sí, el concejal es contundente cuando asegura que "se reclamará a la empresa el reembolso de todas las facturas de alquiler" una vez que se proceda a la liquidación del contrato con el Grupo Raga.

Fernández insiste en la "falta de responsabilidad" de la empresa que obliga al Consistorio a destinar recursos públicos a maquinaria que debería tener la todavía adjudicataria del servicio, pero recalca que "no ha quedado más remedio".

Esta situación deteriora aún más las relaciones entre el Consistorio y la adjudicataria del contrato para limpieza y mantenimiento de Parques y Jardines después de que el alcalde, Francisco Guarido, denunciara a la empresa por inflar las facturas en un presunto fraude para las arcas públicas de cerca de un millón de euros.

A la investigación judicial se unen los sucesivos recursos contra el proceso para asignar el contrato, caducado desde hace años, y que sigue coleando desde el año pasado cuando la primera adjudicataria, IGM, renunció a prestar el servicio tras ser elegida como la mejor opción.

El Ayuntamiento de Zamora siguió la lista y otorgó el contrato a Lantania, la segunda firma mejor valorada, pero en diciembre pasado Valoriza, otra de las empresas que se presentaron al concurso, presentó un recurso que el Tarcyl ha estimado en parte.

El pasado 14 de marzo se conoció que el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León (Tarcyl) da la razón en parte a las impugnaciones realizadas por Valoriza contra el acuerdo de adjudicación del contrato, que tuvo lugar en el pleno del 30 de noviembre de 2021.

El Ayuntamiento de Zamora está preparando la contestación al Tarcyl, pero dedica lo que decida el Tribunal del Consejo Consultivo, esto supone un nuevo paso atrás, que está convirtiendo la adjudicación del segundo contrato más importante de la ciudad, en un auténtico "vía crucis" que se alargará, al menos, hasta el verano.

El Ayuntamiento de Zamora, "obligado" a alquilar maquinaria para que operarios de...