miércoles. 24.04.2024
Furby. Hasbro
Furby. Hasbro

Tras la visita de Papá Noel hace unos días, los más pequeños de la casa esperan con ansia la llegada de los Reyes Magos. Estos, junto con sus pajes, están ultimando los detalles para entregar los regalos más esperados por todo el mundo. A pesar de la cantidad de juguetes tecnológicos disponibles en el mercado, algunos clásicos de los 90 están volviendo a ser tendencia en nuestros días. Así, según un análisis realizado por idealo.es, el comparador de precios online, el Furby es el juguete más demandado para este día de Reyes, con un crecimiento del 440 % en los últimos 6 meses. 

En una sociedad cada vez más tecnológica, los niños demandan juguetes modernos, sin embargo, algunos artículos retro han vuelto a coronar la lista de deseos de los más pequeños. A esta tendencia se suma la popularización del método Montessori, un modelo educativo que propugna la utilización de juguetes que fomenten el desarrollo de los niños. En este contexto, el análisis de idealo destaca que las herramientas de juguete han crecido un 165 % en el último año, mientras que los juegos de manualidades lo han hecho en un 113 %.

A pesar de este impulso a los juguetes más tradicionales, los productos tecnológicos continúan en auge. De hecho, los niños se inician cada vez más pronto en la era digital, por lo que también desean productos modernos con muchas funcionalidades. Así, la demanda de ordenadores infantiles ha aumentado un 43 % desde las últimas Navidades. Por su parte, los drones también son un objeto de deseo para los más pequeños, con un incremento del 35 %.

Un cambio de paradigma: los robots de juguete descienden

Este tipo de tendencias en juguetes infantiles pueden variar en gran medida de un año para otro. De hecho, las pasadas Navidades los robots de juguete eran los productos estrella, en parte debido al regreso del Tamagotchi, la mascota digital de moda a finales de los 90. Sin embargo, este año la demanda de robots para niños ha descendido un 80 %, lo que indica que estas preferencias son efímeras.

“Los padres están cada vez más concienciados con la importancia de la educación de sus hijos, también en lo que se refiere a los juguetes. Por ello, muchos prefieren retrasar el uso de pantallas por parte de los más pequeños, lo que implica un regreso a los juguetes tradicionales. Además, en el caso del Furby, muchos de aquellos niños que disfrutaron de este artículo en los 90 son ahora los adultos que los compran para los más pequeños de la casa”, señala Kike Aganzo, responsable de comunicación de idealo.es.

 

De vuelta a los 90: el 'Furby' es el juguete más demandado para los Reyes