lunes. 05.12.2022
perro paseando imagen de archivo
perro paseando imagen de archivo

Viajar con las mascotas ya no es una excepción, ya que cada vez son más los hogares de los que forman parte. Como un miembro más de la familia, las mascotas también viajan en vacaciones. Desplazamientos en los que es fundamental garantizar su bienestar y seguridad, y de ahí la importancia de planificar los viajes.

Estas son las 10 claves que hay que tener en cuenta a la hora de viajar en coche con perros y gatos de forma segura, y que nos recuerdan desde la Fundación RACE y Royal Canin.

No llevar a las mascotas sueltas en el interior del vehículo: si viajan sueltas pueden impactar con otros ocupantes en caso de frenazo o colisión. En el caso de los gatos, el mejor lugar para colocar el transportín es el suelo, entre el asiento delantero y trasero, y siempre evitando el sol directo.

Elegir el sistema de retención: debe ser adecuado al peso y al tamaño del animal. Entre los sistemas más seguros están los arneses de sujeción de doble anclaje (con un sistema de unión corto y estable), los transportines o los separadores del habitáculo, que deben ser firmes y estar bien anclados para evitar desplazamientos.

Adaptación progresiva: es importante acostumbrar a la mascota a los desplazamientos y al sistema de sujeción desde el primer momento. Lo recomendable es empezar a hacerlo en trayectos cortos para que se pueda ir habituando poco a poco.

Evitar colocar objetos junto al animal: maletas, bolsas u otro tipo de objetos siempre deben ir lejos del animal, ya que podrían moverse y causarle daños.

Precuación en las paradas: evitar que el animal salga corriendo del vehículo. Esto puede provocar un accidente con otros vehículos en la zona e incluso el atropello del propio animal.

Prevenir golpes de calor: Hay que tener mucho cuidado con las situaciones de calor extrema y por eso nunca hay que dejar al animal en el interior del vehículo con altas temperaturas. Ni siquiera en una zona de sombra o con las ventanillas bajadas. Además, ante síntomas como incremento de salivación, temblores musculares, pérdida de fuerza, respiración acelerada hay que acudir de forma urgente al veterinario.

Agua y alimento: evitar dar alimentos o agua en las horas previas al viaje si tu mascota tiene tendencia al mareo para evitar posibles vómitos. Durante la parada de descanso se pueden dar pequeñas cantidades de agua para su hidratación. Además, ya en destino, hay que evitar cambios bruscos en su alimentación. Conviene llevar siempre un poco de la alimentación habitual para asegurar una transición progresiva en caso de ser necesario.

Controlar la temperatura del vehículo: asegurando una ventilación adecuada en todo momento.

Preparar su kit de viaje: con su cartilla de vacunación, historial clínico si tuviera alguna patología y todo lo que pueda necesitar en el destino (alimento, agua, bebedero o comedero y bolsas para sus deposiciones, camita y juguetes).

Viajes al extranjero: es posible que sea necesario tener al día la documentación sanitaria como el certificado de salud o el comprobante de vacunación contra la rabia.

Toda la información en Salamancartvaldia.es

10 claves para viajar con tu mascota de forma segura en el coche
Comentarios