martes 27/7/21

Luz Penitente, felicidades y gracias por hacer Semana Santa todo el año

Con un poema, música en directo de calidad ofrecida por la Banda Maestro Nacor Blanco y con Anselmo Esteban, pintando un cuadro en vivo arrancaba la gala 10 aniversario de la Asociación Luz Penitente en el Ramos Carrión que una vez más era fiel reflejo de la parte de cultura segura que nos ha dejado la pandemia.

 

Sonaban Crucifixión, Cristo del Perdón, Nazareno de San Frontis, Getsemaní, la Cruz, La Salve, Mater Mea, Nuestra Madre y como no nunca podía faltar Thalberg como colofón un especial momento al sonar en homenaje a ese tambor que redoblaba en las tardes y noches de Semana Santa, el de Churri, recientemente fallecido.

Emocionante lo que una banda de MÚSICA con mayúsculas, la de Nacor Blanco podía ofrecer en una tarde de junio que emulaba a una de pasión, eso si con bochorno en la calle y mascarillas aún en las bocas y narices de todos, salvo de los músicos.

Esa Pasión en la calle que tantos hemos echado de menos y que se ha llevado en estos dos últimos años ilusiones, alegrías y a tantos zamoranos que aman o amaban su Semana Santa han sido emuladas en la tarde noche de este 13 de junio fecha aniversario de Luz Penitente.

Vello erizado al volver a escuchar los sones de pasión, las notas que hacen grande a una provincia vacía, pero llena de tradiciones, buena música y sobre sentimientos enraizados en torno a la Semana Santa.

Luz Penitente con Óscar Antón a la cabeza forman un grupo de personas que dan un sentido especial a la Semana Santa de Zamora. Arrancan desde la cantera, con los más pequeños como protagonistas a los que ayudan en su aprendizaje de como y quien es cada cual en la Semana de Pasión. Concursos de dibujo, visitas guiadas por el Museo de Semana Santa que es su segunda casa, y muchas más actividades a lo largo del año suponen un enorme e importante impulso al sentir zamorano semanasantero. Para ellos Semana Santa es todos los días 356/24/7

10 años haciendo de Zamora esa Luz Penitente que todos los hermanos de acera, de banzo, de banda, de penitencia quieren perpetuar para siempre en torno a la religión y sus costumbres. 

Sonaban Crucifixión, Cristo del Perdón, Nazareno de San Frontis, Getsemaní, la Cruz, La Salve, Mater Mea, Nuestra Madre y como no nunca podía faltar Thalberg como colofón un especial momento al sonar en homenaje a ese tambor que redoblaba en las tardes y noches de Semana Santa, el de Churri, recientemente fallecido.

10 años de buen hacer de una asociación sin ánimo de lucro y que lucha por valores y tradiciones zamoranas. 

Anselmo Esteban iba perfilando su cuadro en el que el protagonista era un mítico semanasantero fallecido semanas atrás Churri, y que fue componente de la Banda Nacor Blanco durante años, Álvaro Lozano su director hacía los honores y dedicaba la marcha a Churri, una forma de homenaje a un hombre que dio todo por la Semana Santa.

Entre marcha y marcha pincelada a pincelada, la lectura sería y entonada de Rubén Santamaría que hacia de cada soneto un vuelco al recuerdo de semanas santas y sentimientos cristianos cargados de emotividad. 

Ya en las postrimerías, agradecimientos a patrocinadores y participantes en el evento del 10 aniversario de Luz Penitente ojalá sean otros 10 pedía Óscar Antón en su despedida y deseo de que el año que viene nos veamos todos en las calles ya procesionando y disfrutando de una Semana de Pasión con Luz Penitente y sin mascarillas ni desgracias.

Comentarios