lunes. 05.12.2022

"El Silencio" completa el recorrido por primera vez en cinco años y Monseñor Varela hace su primer Juramento

El oferente del Silencio ante el Cristo de las Injurias reivindicó el papel de a mujer en la Iglesia y las cofradías y lamentó la "destrucción" que causa la Guerra de Ucrania

 

 

Desfile procesional de la Cofradía del Silencio. Foto Marcos Vicente
Desfile procesional de la Cofradía del Silencio. Foto Marcos Vicente

El Miércoles Santo Zamora vive una de los actos más sobrecogedores de su Pasión: El Juramento del Silencio.

Tras dos años sin oír las plegarias ante el Cristo de las Injurias, voces apagadas por dos años de pandemia, la Cofradía del Silencio vivió una jornada histórica: pudo completar el recorrido por primera vez desde el año 2017 y, además, por primera vez, Monseñor Valera, obispo de Zamora, juró Silencio en la diócesis de la que es titular.

En una tarde con temperaturas agradables y cielos despejados que relajaron las miradas hacia el cielo, Juan Emilio Antón Rueda, oferente del Silencio ante el Cristo de las Injurias, lamentó la "destrucción y la muerte" que está provocando la guerra en Ucrania y deploró el "egoísmo y la prepotencia" del ser humano. "Deberíamos ser más humildes, admitir que solos no podemos", dijo, y por eso, ante la imagen del Crucificado, pidió esa "Ayuda" tan necesaria para alcanzar una recta conciencia moral.

Galería de imágenes Fotos Marcos Vicente

Hubo recuerdo emocionado para todos aquellos que "nos han dejado" a causa del coronavirus. "Te rogamos por ellos. Dales tu amor, tu luz y cercanía", suplicó para después reivindicar el papel de la mujer tanto en la Iglesia como en las hermandades, "Siempre han sido hermanas, pero ahora son por fin cofrades", recordó.

"Hoy deseamos ofrecerte nuestro Silencio como oración contemplativa" antes de marchar en procesión entre el "gentío" que se agolpaba en torno al Cristo de las Injurias, pero no antes de arrodillarse ante él, momento en el que Monseñor Valera juró por primera vez en la ciudad de la que es prelado.

"Hermanos, juráis guardar silencio durante el recorrido. Si así lo hacéis, que Dios os lo premie; y si no, que os lo perdone", clamó el obispo y la comitiva se puso en marcha para completar su recorrido por primera vez en cinco años. No pudo ser en 2018, cuando se realizó el recorrido corto, en 2019 la lluvia impidió procesionar y en 2020 y 2021, la pandemia suspendió obligó a suspender todos los actos.

Esta tarde si pudo ser. A las 20:30 se congregaron los hermanos en la plaza de la Catedral, tras la ofrenda de silencio y juramento, se inició el recorrido por plaza de Antonio del Águila, calle Obispo Manso, plaza de Arias Gonzalo, rúa del Silencio, plaza de los Ciento, rúa de los Notarios, rúa de los Francos, plaza de Viriato, calle de Ramos Carrión, plaza Mayor (sin vuelta), calle Renova, plaza Sagasta, calle Santa Clara, avenida de Alfonso IX, calle de San Torcuato, plaza Sagasta, calle Renova, plaza Mayor (centro), calle de Juan Nicasio Gallego, calle de la Reina, calle Corral Pintado y plaza de Santa María la Nueva donde finalizó la procesión recogiéndose en el Museo de Semana Santa.

"El Silencio" completa el recorrido por primera vez en cinco años y Monseñor Varela...
Comentarios