domingo 9/5/21

La Chopera y Sanabria lloran la muerte de "Erundina López " el alma máter de la cocina sanabresa

Javi, Goyo hijo, Pepe, Paco, Goyo padre y Erundina fueron pioneros en la hostelería sanabresa, con la Chopera, la de al lado del Tera, a su orilla.

Cocina de chuletones, de truchas y setas salidas de de sus fogones,  Erundina, la agradecida y cariñosa mujer que luchó hasta decir basta, expiró esta noche pasada, la del 3 de mayo, el mes de las flores y del resurgir de los verdes de Sanabria.

erundina
erundina

Una familia que ha ido perdiendo a sus miembros, a uno de ellos muy joven, al primo Javi, el que fuera artífice hace ya 30 años de esa concentración de motos que tanto ha dado a la Sanabria del Lago.

Erundina a sus 89 años se reúne hoy con Guadalupe su hermana, otro ángel de la cocina esta vez de Zamora, que se fue en julio del pasado y maldito 2020. Ese año de pandemia y de cáncer que se llevó a tantos seres queridos. 

Erundina me dio de comer cientos de veces, "pasa Paquito y hoy que quieres comer, anda con Javi, o vete a buscar a Pepe o a Goyo y así no comes solo". Dormí en su casa, en el sobrao, arriba, en las habitaciones de la familia, antes de que Javi falleciera, luego con Goyo o después incluso con Pepe. No hay día que pase por Sanabria o que sienta el olor del Lago sin recordar aquellos chuletones "aplastaos a golpes de cuchillo" para que la carne estuviera más jugosa como decía el alma máter de la Chopera. Tampoco podré olvidar las truchas pescadas en el Tera de la mano experta de Goyo, media hora antes de que Erundina les diera el toque maestro de su mano dura y labrada y también quemada por años de saber culinario y de trabajo a destajo sin fin.

Hoy la hostelería sanabresa y zamorana vuelven a teñirse de negro, de luto, y de dieta, porque no entrará la comida, y sobre todo tras conocer que una mujer de bandera una de las mejores cocineras que ha dado Sanabria, ha dejado el mundo de los vivos para allá donde esté, cuidarnos de otra manera.

 Los que tuvimos el placer y el orgullo de conocer a Erundina, solo tenemos que recordar el Tera, oler a Sanabria, o pasar por la Chopera, la de antes o la de ahora, para entre las perolas intentar ver el halo de esa madre que deja a un huérfano herido seriamente, pero que sabemos que saldrá adelante, Pepe amigo sabemos que madre y tu...en fin...

Paco y familia cojo y envío de todas formas el abrazo que os debo y lo reparto en el cielo de los que desde arriba ya nos cuidan y sabemos lo harán especialmente de vosotros.

Años duros, de no olvidar, de quererse más que nunca, de recordar que fuimos y seremos familia para siempre. Os abrazo a todos aún en pandemia y entono una oración para el eterno descanso de una buena mujer, una mujer buena, que dio entre fogones todo lo que la vida le enseñó como gallina en corral que cuida de sus polluelos. Descansa en paz Matilde Erundina López García.

 Hoy a las 20:45 las campanas del Lago, de Sanabria y Carballeda en especial Molezuelas enmudecerán en señal de luto en el funeral de la madre de la cocina sanabresa.

Comentarios