lunes. 26.09.2022

Tráfico de drogas, desmantelamiento de puntos de venta, tentativas de homicidio y violencia: la labor de la jueza zamorana reconocida en Extremadura

La magistrada-juez actualmente es titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Villanueva de la Serena
Susana Calvo Gago
Susana Calvo Gago

No cualquiera recibe un reconocimiento por parte de la Guardia Civil. Es el caso de Susana Calvo Gago, una zamorana a la que se le ha reconocido su labor judicial por parte de la comandancia de Badajoz.

La magistrada-juez actualmente es titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Villanueva de la Serena. Un gesto meritorio por el trabajo diario, como a codo, con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

“No es por ninguna operación en concreto, pero en tantos años, ha habido asuntos relevantes en temas de tráfico de drogas, desmantelando puntos de venta, contrabando, tentativas de homicidio, violencia de género y violencia doméstica”, ha explicado Calvo.

Además, solo ha tenido palabras de agradecimiento para el reconocimiento porque “es un orgullo y una gran satisfacción personal que valoren y reconozcan el esfuerzo realizado”.

Y, los sueños se cumplen. Le gustaba ser jueza, pero lo veía inalcanzable “y requería mucha preparación. Antes de decidirme a comenzar la oposición, estuve un tiempo ejerciendo de Abogado y me di cuenta, por un lado, que nunca iba a ser buena Letrada porque no era capaz de defender casos en los que no creía y por otro, que estaba a tiempo de cambiar mi rumbo y dedicarme a lo que realmente me gustaba”.

A pesar de ser de Zamora, nunca ejerció en la ciudad, ni siquiera cuando hizo las prácticas. Como había sido abogada, y conocía a bastantes profesionales, se decantó por Salamanca.

Y después, supo elegir. Entre ciento cuarenta compañeros, se decantó por Extremadura “por el clima y por estar respectivamente cerca de Zamora para así viajar con frecuencia a mi tierra y estar con mis padres”, ha indicado Calvo.

Además de destino profesional, en Villanueva de la Serena también encontró el amor, “conocí a mi marido, formé mi familia y, por eso, hace once años consolidé mi plaza, pero ya con categoría de magistrada”.

Tráfico de drogas, desmantelamiento de puntos de venta, tentativas de homicidio y...
Comentarios