martes 15/6/21

¿Por qué contar con ropa con logotipo en la empresa?

Cuando se piensa en marketing, muchos responsables de empresas o emprendimientos suelen creer que las únicas opciones posibles pasan por Internet. Y aunque no está mal prestarle atención a lo que ocurre en la web, tampoco se debe descuidar todo lo que sucede fuera de ella.
chef cocina
chef cocina

De hecho, existen muchísimas acciones de mercadotécnica que deberían tenerse en consideración para reforzar la imagen de marca de tu proyecto, y hoy vamos a detenernos en una muy concreta: hablamos de la personalización de la ropa de trabajo como parte de tus esfuerzos.

La personalización de la ropa de trabajo plantea muchísimas ventajas para aquellos que la incluyen dentro de su plan de marketing, no sólo porque se consigue una clara distinción frente a otras compañías que pueden desenvolverse en el mismo rubro sino, además, por esa necesidad de identificación que tanto hace falta en tiempos de clientes menos fieles a las firmas.

Una apuesta algo olvidada, que vuelve a adquirir valor

Como decíamos, la vestimenta de trabajo personalizada no es una opción nueva, en absoluto, sino que nuestros padres y abuelos en más de un caso pueden haber llevado adelante parte de su vida laboral utilizando esta clase de ropas, de las que poco a poco se fue prescindiendo.

Indudablemente, una de las razones de peso para incorporar camisas con logo u otras vestimentas personalizadas a una empresa, es el lograr que el cliente asocie ciertos materiales y colores con aquellas propuestas de productos o servicios que te hacen diferente al resto.

Si lo visual siempre ha sido relevante a la hora de establecerse en un segmento probablemente plagado de soluciones similares, la especificidad en el uso de un tono, en un detalle en particular que separe tu vestimenta laboral de otra, puede ser el punto de inflexión para el suceso empresarial.

Piénsalo de otra manera. Es altamente probable que algunos logos o ropas de trabajo te recuerden inmediatamente a alguna marca. Y eso es exactamente lo que debes obtener al invertir en ellas.

Virtudes poco conocidas de la vestimenta laboral personalizada

En cualquier caso, la ropa personalizada para el trabajo también produce determinados efectos positivos hacia el interior de una empresa u organización, dado que cada empleado puede manifestar sus deseos acerca del tipo de vestimenta, elegir un talle o modelo, etc.

Desde supermercados locales hasta cadenas multinacionales de hoteles, el acceso a una vestimenta personal, que esté esperando al trabajador o que vaya y venga consigo, es un acto también de reconocimiento a su sacrificio en pos del bienestar de la compañía, mostrándole estima.

Para el cliente, saber que entra a un espacio multitudinario, en el que decenas de personas manipulan artículos, la vestimenta también significa la seguridad de estar dirigiéndose a un representante cualificado, con los conocimientos necesarios como para resolver sus consultas.

Otro aspecto que justifica la importancia del uniforme en algunas empresas tiene que ver la cohesión entre trabajadores, esa simbiosis tan buscada y tan difícil de alcanzar en estos ámbitos, dependiente de cada uno de los pormenores que colaboren con ese sentimiento de entorno colectivo.

Si la motivación es una de las características que más pueden apreciarse en un empleado, toda herramienta que la impulse debe ser correctamente evaluada y, eventualmente, adoptada.

La vestimenta en el marketing

Al comienzo de este artículo nos referíamos a cómo la vestimenta puede jugar un papel preponderante en una estrategia de marketing global, ya sea de modo directo o indirecto.

De hecho, se trata de una práctica bastante frecuente ya no sólo en distintas firmas, sino también en otras entidades como asociaciones o instituciones, que pretenden que cada uno de sus integrantes funcione como una especie de embajador en aquel destino al que se encuentre.

Desde el punto de vista del marketing indirecto, la ropa laboral personalizada, sobre todo cuando lleva un logotipo de la empresa bordado o impreso, o un eslogan de alguna campaña reciente, se desempeña como un cartel publicitario, que se traslada junto con quien la lleva, por la calle, en transportes públicos y demás, anunciando tus artículos o servicios sin que tengas que hacerlo.

Esta visibilidad que aumenta exponencialmente, y se multiplica por la cantidad de trabajadores que durante su rutina exhiban la vestimenta laboral que les has asignado, es una ganancia indirecta que argumenta el por qué de una ropa de trabajo propia, evitando los uniformes y estilos personales.

Si lo analizamos desde el marketing directo, desde el branding de la marca, estamos en presencia de una respuesta habitual junto a campañas y promociones para épocas singulares, lanzamientos exclusivos de tu empresa o emprendimiento y otros lapsos en los que resaltar ese producto.

A veces, se complementa esta táctica con otras a pie de calle, brindando descuentos suculentos a los transeúntes, algo de lo que posiblemente hayas sido testigo, originando sentimientos positivos en ti.

Ropa de trabajo personalizada, un regalo excepcional

Dicho todo eso, es comprensible por qué la ropa de trabajo personalizada se ha transformado, en los últimos años, en un regalo empresarial excepcional, uno que cada vez más empresarios y emprendedores eligen para sus empleados, aunque ésta no es la única tendencia visible.

Asimismo han crecido notablemente las ocasiones en las que alguien ajeno a una compañía o firma, muy satisfecho con el trato recibido, opta por obsequiar a todos los que componen estas empresas, una serie de vestimentas o accesorios con el sello distintivo de la marca.

Más allá de circunstancias pasajeras, lo que a esta altura no admite ninguna discusión es que la vestimenta empresarial personalizada se ha puesto de moda otra vez, que se la considera un elemento casi imprescindible en una estrategia de marketing y comunicacional integral, y, contemplando todo ello, una idea que continúa ganando terreno en el sector profesional.


 

Comentarios