sábado 27/11/21

La quinta ola ha entrado de lleno en la residencias zamoranas y está provocando que las cifras de mortalidad aumenten. Hoy, la Consejería de Familia comunica un nuevo fallecimiento que se une a los cuatro que se produjeron la semana pasada.

Con estas defunciones son ya 255 los ancianos que han fallecido a causa del coronavirus en los centros residenciales de la provincia desde el inicio de la pandemia. En esta ocasión, el interno murió en el hospital.

La buena noticia es que no hay ancianos aislados con síntomas COVID, aunque 18 residentes permanecen confinados como medida de prevención.

De los 4.103 internos que registran las residencias de la provincia, 1.181 han contraído el virus y 1.121 ha superado ya la infección.

La quinta ola sigue elevando la mortalidad en las residencias zamoranas
Comentarios