jueves 20/1/22

Pueblos Vivos de Zamora vuelve a la carga contra las macrogranjas

La actividad de protesta se paró con la pandemia, pero la vuelta a la "nueva normalidad" trae consigo una nueva demanda para exigir una moratoria en las concesiones de nuevas licencias para la ganadería industrial.
Manifestación contra las macrogranjas. Foto archivo
macrogranjas no (1)

Mañana de protestas en la Plaza de la Constitución donde más de una cincuentena de personas venidas de diferentes pueblos de la provincia han protestado frente a la Subdelegación de Gobierno para exigir moratorias que consigan erradicar las ideas de asentar macro granjas de porcino en la provincia de Zamora.

El movimiento se ha visto arropado por el Concejal de Turismo Cristoph Strieder o la Teniente Alcalde de Zamora Laura Rivera, también por alcaldes de varias localidades de la provincia de Zamora.

ASÍ FUE EN IMÁGENES LA PROTESTA

Hoy se leyó un manifiesto en este domingo soleado en contra de una industria de la que Zamora se vería perjudicada a todas luces según la plataforma y los estudios de decenas de asociaciones que siguen estando en contra de este tipo de negocios 

MANIFIESTO

Los movimientos integrados en la Coordinadora Pueblos Vivos de Zamora estamos hoy nuevamente aquí para defender nuestros pueblos, nuestro territorio, de la invasión de la destructora ganadería industrial.

Estamos en contra de que continúen instalándose macroexplotaciones industriales de ganado en nuestros pueblos, no porque vayamos en contra de la ganadería sino porque vemos los efectos nefastos de la producción industrial de carne leche y huevos en nuestros pueblos. Es urgente buscar otro modelo productivo que no deteriore nuestro medio natural y nuestra salud.

Y no estamos solos. Nos unimos a todos los grupos de diferentes localidades, provincias del territorio español que en el dia de hoy se movilizan con el mismo objetivo: Pedir a las diferentes Administraciones una moratoria en la concesión de licencias a nuevos proyectos de ganadería industrial y a la ampliación de explotaciones existentes. Es urgente limitar y parar el crecimiento.

Y exigimos una moratoria por un puñado de razones contundentes:

1) Porque la aprobación de este tipo de proyectos significa hipotecar el futuro desarrollo de nuestros pueblos a un sistema productivo que está siendo cuestionado y rechazado por los ciudadanos en los países más desarrollados de la UE. Mientras que en España no deja de proliferar enormemente el porcino hasta convertirnos en el primer productor europeo, en el resto de Europa se están reduciendo instalaciones. Incluso hay países como Holanda, donde se está subvencionando el cierre de explotaciones porcinas.

2) Exigimos una moratoria porque con la gestión que se hace de los purines se pone en riesgo nuestro suelo, nuestro aire y sobre todo nuestra agua, contaminando aún más acuíferos saturados de nitratos. Gestionar adecuadamente la ingente cantidad de purin que se produce es imposible. Por eso pedimos una moratoria.

3) Exigimos una moratoria porque no es un sector estratégico que fije población y cree riqueza en nuestros pueblos. La ente beber el agua del grifo ni respirar aire limpio. quiere vivir en un pueblo donde no se pueda

4) Exigimos una moratoria porque destruye más empleo que el que crea, poniendo en riesgo la economía del municipio donde se instala y de los colindantes, afectando no solo al sector turístico, sino también a la agricultura y a la propia ganadería tradicional de la zona.

5) Exigimos una moratoria porque el consumo de agua que necesita este tipo de explotaciones es excesivo. Los acuíferos de la cuenca del Duero, al igual que en otras cuencas de la geografía española, han bajado considerablemente en los últimos 30 años. A la vez que se reduce su volumen, la saturación de nitratos y otros tóxicos producidos por la agro ganadería industrial no deja de aumentar. En Zamora, todos lo sabemos, hay ya masas de agua muy deterioradas. Y sin embargo el agua es imprescindible para la vida, y no podemos dejar que se contamine de esta manera. Es un derecho de todos todos debemos cuidarla. Las Confederaciones Hidrológicas tienen el deber de cuidar tanto la calidad como la cantidad del agua, y no lo están haciendo con la urgencia que exige la situación. Además, el cambio climático que tenemos encima no hará más que empeorar en los próximos años esta precaria situación de nuestros acuíferos.

(6) Exigimos una moratoria porque, inmersos todavía todavía en la crisis sanitaria del covid 19, tenemos que resaltar que el modelo productivo industrial afecta a nuestra salud a corto y largo plazo por el deterioro de la calidad del agua, del aire y de los suelos. Cuando la naturaleza se deteriora nos quedamos desprotegidos frente a las infecciones. Además, el uso sistemático de antibióticos de forma "no terapéutica" o preventiva en la crianza industrial está fomentando la gravísima amenaza de resistencia a los antibióticos, tanto en animales como en humanos. Basta con recordar que la carne producida en España tiene tres veces más antibióticos que la producida en Alemania.

Por todas estas contundentes razones estamos hoy aquí.

Hemos venido para reivindicar nuestra vida en los pueblos; para pedirle al gobierno y a los diferentes partidos políticos que trabajen juntos en la defensa de nuestros pueblos, de nuestro entorno y de nuestra salud; para exigir una MORATORIA que paralice las licencias a las explotaciones ganaderas industriales hasta que se elabore un Plan Estratégico que evalúe los efectos, no solo medioambientales sino económicos, demográficos y de salud. Un Plan que gestione lo que ya hay casi 60 millones de cerdos) para conducirlo hacia otros modelos productivos en equilibrio con el entorno.

Frente a las fétidas pocilgas de la ganadería industrial, lo que queremos es que se potencie la ganadería local, tradicional, la ganadería extensiva, otros modelos productivos que realmente sostengan al territorio y estén en equilibrio con sus recursos Ni en tu pueblo ni en el mío, ni una licencia más en Zamora, ni una licencia más de ganadería industrial en nuestros pueblos: MORATORIA YA, MORATORIA YA

Pueblos Vivos de Zamora vuelve a la carga contra las macrogranjas
Comentarios