lunes. 26.02.2024
Estado que presenta la ermita de San Lorenzo de Tábara, en la lista roja de Patrimonio
Estado que presenta la ermita de San Lorenzo de Tábara, en la lista roja de Patrimonio

El número de monumentos en estado de ruina o, como mínimo, en peligro por su falta de conservación continúa en aumento en la provincia de Zamora. El último en añadirse a la llamada 'Lista Roja' de Patrimonio creada por la asociación Hispania Nostra es el de la Ermita de San Lorenzo de Tábara. 

Con ellos ya son 31 los monumentos incluidos dentro de la llamada lista roja que recoge aquellos elementos del patrimonio cultural español que se encuentran sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores, con el objetivo de darlos a conocer y lograr su consolidación o restauración.

En el caso de la ermita tabarense, el informe destaca el estado de "ruina casi total" con especial atención al muro septentrional que amenaza con derrumbarse si no se actúa de manera inmediata. 

Ubicado a la afueras del barrio de San Lorenzo anejo a la villa de Tábara. Se conservan en buen estado el muro septentrional y la espadaña rematada en pico al estilo de muchas de las iglesias de la diócesis de Astorga, como las que se pueden encontrar en las comarcas de la Carballeda, los Valles y Cabrera. Contiene dos vanos rematados con arcos de medio punto, donde se albergarían las campanas, hoy desaparecidas.

En el muro exterior de la misma, se conservan los huecos donde iban incrustadas piezas de piedra que sostenían una rudimentaria escalera para acceder al campanario. La construcción es de mampostería de pizarra y sillarejo utilizado para los ángulos de los muros y remates. Se hallan apoyadas junto a uno de sus muros las tejas árabes que recubrirían el tejado. En el testero se conserva un arco de medio punto cegado. Del resto de muros, ya muy deteriorados, queda aproximadamente un metro de cada uno. La obra presenta grados elevados de rusticidad en su construcción, combinando el uso de la arquitectura tradicional de la zona con la arquitectura religiosa.

Los orígenes de la citada ermita se sitúan en 1430, construida por los vecinos de San Lorenzo, en lo que había sido una populosa judería hasta principios del siglo XV, encontrándose en las proximidades dinteles y restos pétreos que atestiguan el pasado hebreo.
Probablemente, ocuparía el solar de un antiguo templo religioso.

La iglesia estuvo en funcionamiento hasta mediados del siglo XX, y fue abandonada a principios de los años 60, habiéndose construido posteriormente otra iglesia en su lugar a unos metros del emplazamiento de la antigua y consagrada a los santos San Lorenzo de Roma y Fabián. Durante casi 500 años, fue la parroquia del barrio de San Lorenzo, perteneciendo desde sus inicios hasta la actualidad a la diócesis de Astorga, a la que pertenece la villa de Tábara. En las inmediaciones, se encuentra el antiguo cementerio de la iglesia, el cual permanece oculto bajo la tierra y la maleza.

El nuevo monumento zamorano, y ya son 31, que entra en la lista roja de Patrimonio y...