domingo 9/5/21

IU denuncia la instalación descontrolada de energías renovables en los pueblos

La formación urge a la Diputación a crear un Consejo Sectorial de Medio Ambiente y pide a la Junta que proteja el suelo y a los productores de alimentos de la provincia
Proyecto fotovoltaico en Ricobayo
Proyecto fotovoltaico en Ricobayo

Desde Izquierda Unida apostamos por las energías renovables como lo hace gran parte de la sociedad zamorana. Pero su instalación en las comarcas de la provincia se está llevando a cabo de tal manera que está produciendo un desconcierto generalizado y en algunos casos una contestación social e institucional importante.

Esto no es una opinión política de nuestro Grupo sino una realidad de la que nos hacemos eco a través de las manifestaciones en los medios de comunicación de los ciudadanos, empresarios, sindicatos y organizaciones agrarias y hasta representantes políticos de esta institución. En el momento actual son tres los proyectos que se están cuestionando en Sayago, Sanabria y Toro.

En la comarca de Sayago se ha creado la plataforma “Otra vez no en Sayago”, de oposición a la instalación de seis parques eólicos, constituida por emprendedores, negocios vinculados al turismo, el cultivo ecológico o explotaciones de ganadería extensiva que ven amenazado su futuro ante lo que consideran un “modelo industrial a lo bestia”. Sus argumentos se basan en la amenaza de destrucción del paisaje y la biodiversidad de la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica, y en el modo de vida de los sayagueses basado en la ganadería extensiva y en el turismo ligado al medio ambiente.

En la comarca de Sanabria es la plataforma llamada “Comunales Libres” la que se opone al proyecto del nuevo macroparque de energía fotovoltaica de casi cuatro millones de metros cuadrados en Cobreros, ocupando los terrenos comunales de San Martín de Terroso, Terroso, Santa Colomba de Sanabria, San Miguel de Lomba, Riego de Lomba, Barrio de Lomba y Castro de Sanabria. Defienden la propiedad del común de vecinos de cada uno de los pueblos e intentan evitar el impacto devastador tanto para la biodiversidad como para el paisaje, haciendo hincapié en la cercanía con el Parque Natural del Lago de Sanabria. Cuentan con el apoyo de un diputado del Equipo de Gobierno que añade a la crítica por lo exagerado del proyecto y la pérdida de valor de la Reserva de la Biosfera.

En la comarca de Toro es la propia junta agropecuaria local de la ciudad la que va a impulsar la creación de una plataforma de afectados por la línea de alta tensión proyectada en la vega, para evacuar la energía generada por las plantas solares que se pretenden implantar en la zona. 

Plantean que tanto la línea de alta tensión como las plantas solares proyectadas no solo provocarán una degradación de la vega de Toro, sino que también afectará a viñedos, parcelas cultivadas con pistachos o terrenos de regadío en la campiña, añadiendo que al ser vallados implicarán también “daños cinegéticos”. Cuentan con el apoyo de la COAG y del Grupo del PP en el Ayuntamiento de Toro.

Otras organizaciones agrarias también se han manifestado en contra de destruir los mejores campos agrícolas con las instalaciones de energía renovable, como la UPA, y de perjudicar a la ganadería extensiva y al medio ambiente como formas de vida de la población en el caso de UCCL.

En general, no se oponen a las energías renovables e incluso se apoyan abiertamente, pero se cuestionan las formas en que se están instalando en una provincia que todavía recuerda cómo se implantó la energía hidroeléctrica, cómo no se crearon puestos de trabajo, cómo producimos más energía que la que se consume en nuestras industrias y en nuestra forma de vida, y cómo nos estamos despoblando. La producción de energía no trajo el desarrollo social ni económico a Zamora.

El Grupo de IU ya alertó de la necesidad de regular de manera conjunta los problemas medioambientales comunes a los municipios de Zamora, que tienen que abordarse sin medios suficientes, y que además afectan no sólo a nivel de cada pueblo sino al conjunto de la Provincia, refiriéndonos entonces a las macrogranjas y a las minas a cielo abierto. Ahora esos problemas se aumentan con las instalaciones de energía que están proliferando en la provincia, ante las que debemos dar una respuesta desde la Diputación  

Además, algo ha cambiado en la Diputación porque en el Reglamento de Funcionamiento aprobado en el último Pleno se recoge la posibilidad de crear Consejos Sectoriales. Por ello, presentamos la siguiente

MOCIÓN DE URGENCIA

Para crear a la mayor brevedad un Consejo Provincial de Desarrollo y Medio Ambiente, con el fin de asesorar e informar sobre los proyectos, problemas y soluciones de carácter medioambiental y de desarrollo social y económico que afecten a varios municipios y/o al conjunto de la provincia de Zamora.

2.    Instar a los gobiernos de la Junta de Castilla y león y de España a legislar para que en la regulación de las instalaciones de energías alternativas se protejan los valores medioambientales de los terrenos donde se instalan, los suelos productores de alimentos y la repercusión en la economía de los habitantes de la zona.  

Comentarios