miércoles. 17.08.2022

IU advierte del perjuicio al medio rural si se cierran las oficinas bancarias

IU reclama responsabilidad a las entidades financieras que están presentando expedientes de regulación de empleo ante las fusiones y los problemas económicos que están surgiendo en algunas de ellas y advierte de los efectos negativos que tendrá un posible cierre de oficinas bancarias en nuestras comarcas y en todo el medio rural de una Comunidad como la de Castilla y León que tiene una población tan envejecida.

banco santander
banco santander

Por ello pide a las entidades financieras que tengan pensado presentar expedientes de regulación de empleo, actualmente CaixaBank y Bankia ante la fusión que han acometido recientemente o a los problemas que están surgiendo en el BBVA, que piensen en el mazazo que supondrá para los pueblos y sobre todo para las personas mayores.

Para IU, la consecuencia inmediata del proceso de fusión bancaria, ha sido la destrucción de empleo y el cierre de sucursales anunciado por la entidad Caixabank, en la que más de 8.000 trabajadores pueden ir a la calle. Cabe recordar que esta fusión, que fue saludada ampliamente entre algunos ámbitos políticos y económicos, así como por los grandes medios de comunicación que aseguraron que la fusión era una gran noticia para la economía (no sabemos de quien era esa economía…) parecían omitir los efectos previsibles de la misma.

A esto se suma en los últimos días el anuncio de ERE de 3.800 despidos y el cierre de una de cada cuatro oficinas por parte del BBVA.

Además de estos, están abiertos procesos de despidos: en el Santander, 3.572 empleados, con acuerdo sindical; Ibercaja, ERE con acuerdo de 750 trabajadores; y Sabadell, prejubilaciones de 1.800 empleados con acuerdo laboral. Estas cinco operaciones suponen la salida de 18.222 personas, si bien algunas lo hicieron en 2020.

El plan propuesto por las entidades bancarias costará el despido y cierre de oficinas, por lo que el medio rural de la comunidad más envejecida de España, como es Castilla y León y sobre todo las provincias transfronterizas, este efecto tendrá más peso entre nuestras personas mayores.

El empleo en el sector bancario lleva años siendo castigado a la par de diferentes fusiones y compras de entidades financieras y cajas de ahorro, unos 100.000 empleados, casi el 35% del total, han desaparecido del sector desde 2008. Cabe recordar que estos ajustes de plantilla y cierres de oficinas, que arrancaron con la desaparición del 50% de las cajas de ahorros, ha supuesto en el sector el cierre de 23.637 oficinas desde 2008, más de las 22.392 que mantiene ahora abiertas.

Desde IU se recuerdan las nefastas consecuencias que tuvo para nuestra comunidad la desaparición de las Cajas y su obra social, producto de una mala gestión que, además, no olvidemos, se tradujo en prejubilaciones millonarias.


 

Se cierra así, el proceso de eliminación y fusión de las cajas de ahorro ligadas al territorio. Un fracaso cuyo origen está en los grandes acuerdos entre PP y PSOE en la materia, que Castilla y León arrastrará en las próximas décadas tal como Izquierda Unida venía avisando en diferentes ámbitos.

En definitiva, esto va a suponer otro golpe más, otra puntilla a las zonas rurales de la comunidad, y en especial a la población mayor. A su vez, la progresiva digitalización y falta de atención personal perjudica a los usuarios de más edad. Por tal motivo, y ante la que se nos viene encima, desde Izquierda Unida no entendemos el silencio y cinismo de las administraciones superiores como la Junta de Castilla y León en “su lucha contra la despoblación” o el propio Gobierno Central que dispone de un Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico con la misma finalidad.

En el caso de la fusión de Bankia, era algo que ya advertíamos con dicha entidad, que está formada por la fusión de bancos rescatados con dinero público, por lo que, manteniendo participación pública, debería garantizarse el mantenimiento del empleo y el servicio bancario en condiciones de accesibilidad.

En este caso paradigmático, reiteramos, tan aplaudido por medios y sectores políticos, incluso por el Gobierno, precisamente ahora la propia vicepresidenta de Asuntos Económicos del Gobierno, Nadia Calviño, hizo un llamamiento a CaixaBank y a la banca en general a "actuar con responsabilidad" tras el ERE anunciado por esta entidad para 8.291 trabajadores a la vez que criticó los altos sueldos de los banqueros que presentan ERE. Desde IU la recordamos que tras la fusión, el Estado posee una participación del 16% y…algo tendrá que decir al respecto de los citados sueldos.

Para Izquierda Unida, a tenor de los datos del propio Banco de España en un informe, igualmente, el Gobierno de España también tiene mucho que decir a la Banca respecto de los 65.725 millones de euros donados por todos los españoles al “rescate bancario”, de los que sólo se han recuperado 5.200 millones y, del resto, no sabemos nada, y que hoy por hoy, parece ser que no volverán a las arcas del Estado…

Eso sí, mientras, podemos desayunar con noticias como que el Banco de Santander gana 1.608 millones hasta marzo, cinco veces más que en 2020! O que el BBVA ha levantado el vuelo tras la crisis del coronavirus con un beneficio de 1.210 millones de euros entre los meses de enero y marzo de 2021¡

Por último, y aunque priorizando el problema que supone para los pueblos del mundo rural y sus vecinos el desmantelamiento de las oficinas bancarias, desde IU creemos que tampoco hay que olvidar el trato que la banca da a los ciudadanos en las zonas urbanas en general, con las abusivas subidas en las comisiones, los horarios restringidos para poder disponer del dinero propio e incluso el progresivo cierre de sucursales.


 

IU advierte del perjuicio al medio rural si se cierran las oficinas bancarias
Comentarios