martes 22/6/21

Se enquista el problema con los Bomberos del Consorcio 7 meses de lucha y reivindicación

A las puertas de la Diputación de Zamora siguen las protestas. Los problemas se siguen agravando en el colectivo de Bomberos del Consorcio, los agentes denuncian el maltrato continuado de la institución. También la Gerente del Consorcio denuncia a uno de los bomberos por acoso laboral, se acrecentan las tensiones y los máximos responsables del Consorcio siguen dando la callada por respuesta.
Los bomberos del Consorcio Provincial de la Diputación de Zamora 7 meses en la lucha por sus reivindicaciones

Se encaminan los bomberos del Consorcio al séptimo mes de reivindicaciones sin que nadie les escuche o ponga fin a sus peticiones.

En estos días los incendios en puntos alejados de los parques han dado al traste con la excelencia que el Consorcio presume delante de los medios de comunicación en cuanto al servicio y a las condiciones en las que trabajan los funcionarios de una Diputación que tampoco responde como aseguran los Bomberos. 

Hoy las protestas se mantienen tras siete meses de peticiones sin que ningún responsable haga valer su condición puesto que si no hubiera base legal, los bomberos no mantendrían la lucha y la protesta.

Un problema que se enquista con las distancias a las que están sometidas los parques no solo distan demasiado de los puntos extremos de la provincia sino que siguen careciendo del material necesario para realizar sus trabajos en orden. La excelencia no es tal y los bomberos denuncian: Problemas de mantenimiento en los vehículos que no pasan las revisiones pertinentes y que los responsables técnicos "pasan" de comprobar, también denuncian las condiciones de los parques tanto en el de Bermillo como en el de San Vitero donde las grietas y las humedades en los habitáculos siguen sin corregirse aún habiendo pasado ya 18 meses de promesas de un Presidente del Consorcio que según los bomberos no está haciendo su labor. Tampoco la Gerente a la que no le aguantan los secretarios ni seis meses, ya que el último funcionario abandonó ese puesto hace ya tres meses y no hay nadie que sustituya el mismo.

Uno de los bomberos aún no se ha vacunado, y pide como personal de riesgo una solución ante la Gerente que aún no se ha puesto en contacto con él.

La gran serie de irregularidades están siendo demostradas por los bomberos sin tener del otro lado más respuesta que la del Presidente del Consorcio sacando pecho sobre el servicio en algunos medios de comunicación. Triste es que a este solo lleguen las quejas y los problemas, también las amenazas por parte de la Mancomunidad Tierras de Aliste o por parte de los señores Mendieta y González que se sienten ofendidos ante tanta verdad demostrada durante ya más de medio año de enquistamiento en las soluciones que pasan por un acuerdo tácito entre partes y un reconocer lo evidente. No puede haber un funcionario que llame terroristas a sus compañeros y que la administración pertinente no tome medidas al respecto. Si triste es ver balas en misivas a miembros de partidos políticos, más triste es ver el trato vejatorio al que siguen sometidos los bomberos de la provincia ante la dejación de funciones de sus responsables que son cómplices de presuntas prevaricaciones y mangoneos varios, cuando la solución es sencilla y fácil.

Comentarios