sábado. 26.11.2022
Feliciano Ferrero y Cipriano García, de Caja Rural. Foto Marcos Vicente
Feliciano Ferrero y Cipriano García, de Caja Rural. Foto Marcos Vicente

Caja Rural de Zamora ha presentado la convocatoria de ayudas para los afectados por los incendios este verano en la provincia. Se trata de ayudas directas a particulares que suman el medio millón de euros que destinó a este fin la entidad días después de la tragedia y los 60.000 euros en donaciones voluntarias.

El plazo de la convocatoria estará abierto hasta el 25 de noviembre y solo se precisará algún documento que acredite las pérdidas como la copia de la PAC, la tarjeta donde se especifica que tipo de ganado tiene la explotación, seguros o reclamaciones interpuestas. La caja se compromete a ingresar el dinero a los damnificados antes del 23 de diciembre.

La partida que se destinará es de 560.000 euros, los 500.000 euros que habilitó Caja Rural en un principio y los 60.000 euros que se han reunido a través de donaciones particulares. Ahora se abre el plazo para presentar la documentación. "Todo el que se haya visto afectado por los incendios podrá optar a la ayuda, solo tiene que acreditar que dificultades ha tenido", explicaba Cipriano García, director general de Caja Rural. "El dinero se repartirá proporcionalmente entre todas las solicitudes que tengamos", añadía Feliciano Ferrero, director de la Fundación Caja Rural.

El reparto se hará a través de una convocatoria de ayudas en un plazo que permanecerá abierto hasta el 25 de noviembre. En una primera valoración hay 43 municipios con 60 localidades y 160 explotaciones que podrían recibir estas ayudas, aunque no son datos oficiales. Los afectados recibirán el dinero antes del 23 de diciembre.

Caja Rural convoca las ayudas para los afectados por los incendios de Zamora: 560.000 a...
Comentarios