viernes 17/9/21

Salud Pública aprueba administrar la tercera dosis en inmunodeprimidos graves

El criterio de la Ponencia de Vacunas sobre la administración de la dosis de refuerzo en la población general sigue a la espera de disponer datos sólidos
Una sanitaria prepara una vacuna
Una sanitaria prepara una vacuna

La Comisión de Salud Pública ha aprobado administrar una dosis adicional de la vacuna de la COVID-19 a aquellas personas en situación de grave inmunosupresión, en las que existe un riesgo elevado de que la inmunidad que aporta la actual pauta completa de doble dosis no alcance los baremos habituales de una persona sana.

En concreto, la dosis adicional para completar la pauta de vacunación está indicada para las personas con trasplante de órgano sólido, los receptores de trasplante de progenitores hematopoyéticos y las personas en tratamiento con fármacos anti-CD20.

Esta decisión, adoptada por la Comisión de Salud Pública -que representa a todas las CCAA y al Ministerio de Sanidad- se toma en base a las recomendaciones realizadas por la Ponencia de Vacunas y el Grupo de Trabajo Técnico de vacunación COVID-19 que llevan semanas abordando este punto en base a la evidencia científica tanto en personas inmunodeprimidas como en aquellas sanas. 

La tercera dosis se aplicará en este colectivo a los 28 días de haber recibido la segunda dosis, mientras que aquellas personas que estén recibiendo tratamiento con fármacos anti-CD20 –entre los que se incluyen el rituximaba o el veltuzumab, entre otros-, habrá de  administrarse transcurridos seis meses desde la finalización de la terapia

No existe sin embargo aún un criterio fijo sobre la recomendación de una tercera dosis en nuestro país a la población general. Tanto la Ponencia de Vacunas como el Grupo de Trabajo Técnico hacen énfasis en la falta de datos sólidos que apoyen la necesidad de una dosis de refuerzo. 

Comentarios