viernes. 21.06.2024
Ucrania. Fotografía: Embajada de Ucrania en el Reino de España
Ucrania. Fotografía: Embajada de Ucrania en el Reino de España

Este sábado, Ucrania ha implementado una nueva ley de movilización que endurece las sanciones para aquellos que no cumplan con sus obligaciones militares, generando angustia entre los varones en edad militar que temen ser enviados al frente. La medida, según las autoridades, busca fortalecer el proceso de reclutamiento para hacer frente a la creciente ofensiva rusa.

A partir de este sábado y en un plazo máximo de 60 días, los ciudadanos deberán actualizar sus datos a través del registro digital o en una oficina de alistamiento. Aquellos que no cumplan con esta norma se enfrentan a multas y la posible revocación de su carnet de conducir, aunque el mayor temor es recibir una citación para unirse al Ejército.

Con la apertura de un nuevo frente por parte de Rusia en la región de Járkov, Ucrania necesita más tropas para contener la ofensiva. Se calcula que el nuevo llamamiento reforzaría hasta en 300.000 hombres adicionales el frente ucraniano después de que esta ley haya rebajado en dos años, de los 27 a los 25 años, la edad de alistamiento. Una modificación que no sólo permite aumentar el potencial del país, sino rebajar la media de edad de los soldados nacionales que se sitúa entorno a los 40 años. 

Se calcula que cerca de un millón de ucranianos han huido del país para evitar el llamamiento a filas, una escapada con la que se enfrentan a la posible pérdida de pasaporte si no actualizan sus datos en el consulado. 

Una nueva ley en Ucrania refuerza las sanciones a quienes sorteen el llamamiento a filas