martes 13/4/21

Los sindicatos denuncian que Correos está sumido en una crisis sin precedentes

CCOOy UGT denuncia cómo, frente a otros operadores postales europeos que han logrado beneficios en la pandemia, la dirección empresarial cortoplacista de Serrano, centrada en el marketing político, el autobombo personal y el debilitamiento de lo público, ha sumido al Correo español en una crisis sin precedentes, con proyecciones de hasta 634 millones de pérdidas en 2023.

 Por ello, han instado al Ejecutivo a que, a través de los fondos europeos, se recupere el impulso y defensa del operador público postal de nuestro país, Correos, como herramienta esencial del Estado, de modo que actúe como punta de lanza de una nueva generación de Correos europeos que faciliten la cohesión social y la mejora de su competitividad, tanto a nivel español como a nivel europeo.

En este sentido, la cohesión social, la vertebración territorial y económica de la España vaciada, el refuerzo del papel de la Administración Pública del siglo XXI a través de Correos, modernizar y digitalizar la empresa con servicios de Cloud, iniciativas sobre el concepto de ciudad inteligente, plan de digitalización de los servicios rurales, o refuerzo de las infraestructuras y economías resilientes y transición energética justa e inclusiva, son algunos de los 17 proyectos que CCOO y UGT han incluido en el documento estratégico enviado al Gobierno, al entender que Correos se ajusta completamente a los criterios de asignación de fondos europeos y es una pieza clave para la Reconstrucción, Transformación y Resiliencia de nuestro país.

Bajo el título “Correos como herramienta de Reconstrucción, Transformación y Resiliencia. Oportunidades para la empresa pública”, CCOO y UGT, Organizaciones Sindicales con un 70% de representación en Correos, la mayor empresa pública del país, han presentado al Gobierno un documento con 17 proyectos estratégicos que se enmarcan en 6 de las 10 palancas políticas en las que se estructuran los fondos. Un documento en el que definen cómo la movilización de inversiones del Plan de Recuperación ha de alcanzar a Correos para situarlo de nuevo en la centralidad de la recuperación de nuestro país y sacarlo del agujero económico en el que lo está sumiendo la errática dirección empresarial de su presidente, Juan Manuel Serrano, que, con una prioridad insultante de gastos millonarios en publicidad y marketing político para autobombo personal, ha optado por una hoja de ruta de claro escapismo del espacio público y de beneficio a corto plazo.

Las Organizaciones Sindicales han detallado en el citado documento los 17 proyectos que, a su entender, deben destinarse a Correos en el marco de los Fondos para la Recuperación, Transformación y Resiliencia de nuestro país. Proyectos que se vinculan a la cohesión social, vertebración territorial y económica de la España vaciada (impulso de la red rural, de oficinas y de reparto, servicios puerta a puerta, market place), al refuerzo del papel de la Administración Pública del siglo XXI a través de Correos (facilitando la relación de la Administración con ciudadanos/as y empresas, el acceso y conexión segura, rápida y eficaz, y contribuir a reducir el embudo burocrático que ha pasado a primer plano durante la pandemia), a la mejora de las infraestructuras y economías resilientes y transición energética justa e inclusiva (renovación de la flota de vehículos de Correos en una apuesta decidida por la completa electrificación, eficiencia energética de los edificios, acometiendo las reformas necesarias), a la modernización y digitalización de las empresas (ciudad inteligente, servicios Cloud, etc…), y al impulso de un modelo de educación y conocimiento, formación continua y desarrollo de capacidades.

Para CCOO y UGT, el Gobierno debe situar a Correos de nuevo como proyecto de país, desde lo público, y, en este sentido, consideran imprescindible la cobertura financiera de los 17 proyectos estructurales presentados. Han señalado, además, que la asignación de los fondos puede ser una buena oportunidad para reconducir el plan estratégico, errático y sin consenso alguno con los agentes sociales, del presidente actual de la compañía. Las decisiones y la estrategia del que fuera jefe de Gabinete de Pedro Sánchez han ido encaminadas a desmantelar Correos, sacándolo de la esfera de lo público para colocarlo como un simple proyecto mercantil, lo que confronta con la estrategia del Gobierno en cuanto al papel central que ha de jugar “lo público” en la reconstrucción y transformación de la sociedad tras la pandemia.

Además, ambas organizaciones han lamentado que el personalismo del presidente de Correos, así como su concepción liberal del papel que ha de jugar el Correo público, lastren el futuro de la mayor empresa pública de nuestro país, tal y como ya ocurrió con la financiación del Plan de Prestación del Servicio Postal Universal, finalmente infra-financiado al ser su minoración (se ha quedado en unos exiguos 128 millones de euros anuales, frente a los 220 millones que en 2017 cerró la Comisión Mixta Fomento-CCOO/UGT) uno de los objetivos del proyecto de Plan Estratégico de Serrano.

Comentarios