domingo 9/5/21

El fallecimiento de un militar en Navarra por un trombo fue consecuencia de la administración de Astrazeneca

Así lo concluyen los informes médicos según ha revelado hoy la ministra de Defensa, Margarita Robles
Foto de archivo durante un acto militar en el cementerio de San Atilano en Zamora
Foto de archivo durante un acto militar en el cementerio de San Atilano en Zamora
El fallecimiento de un militar del acuartelamiento de Aizoain, en Navarra, tras desarrollar un trombo, fue consecuencia de la administración de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la farmacéutica británica AstraZeneca.
 
Así lo ha destacado hoy la ministra de defensa, Margarita Robles, que ha revelado las conclusiones de los informes médicos. Según dichos resultados, la ministra ha señalado que “parece quo hay ninguna de que la constéis fue la administración de la vacuna”. 

El cabo Francisco P. B., de 35 años y perteneciente al Ejército de Tierra, falleció tras desarrollar un trombolismo que se detectó tras sufrir un desfallecimiento. Previamente ya había acudido al servicio de botiquín aquejado por fuertes dolores de cabeza y malestar agudo. La unidad de, cabo estaba incluida e el plan de vacunación con AstraZeneca, vacuna que recibió el 7 de abril, 14 días antes de sufrir el desmayo y confirmarse el trombo y 17 días antes del of izará su fallecimiento. 
 
Robles ha querido mandar un mensaje de confianza y tranquilidad y asegura que la vacuna funciona. 

Comentarios