sábado. 02.03.2024
Ordenador. Fotografía de archivo
Ordenador. Fotografía de archivo

De acuerdo con el seguimiento de la publicación de procesos concursales en el BOE y el nuevo Registro Público Concursal que realiza Iberinform, el tejido empresarial registró en marzo una disminución interanual del -45% de las insolvencias empresariales. El dato contrasta con el incremento del 20% que registraron estos procedimientos judiciales en enero, en línea con la evolución de 2022, donde acumularon un incremento del 22%. Aunque en 2023 se han producido importantes novedades, como la entrada en vigor del denominado procedimiento especial para microempresas, la evolución anómala de febrero y marzo refleja principalmente el impacto de la huelga de Letrados de la Administración de Justicia que comenzó el 24 de enero y fue desconvocada el 28 de marzo. Cabe esperar que, tan pronto como se normalice la jurisdicción mercantil, los procesos acumulados se incorporen paulatinamente a esta estadística.

La evolución durante el segundo semestre de 2022 confirmó un claro incremento de las insolvencias tras el periodo excepcional de 27 meses de moratoria concursal que decayó el 30 de junio de 2022. Los acreedores recuperaron su capacidad legal para solicitar la declaración concursal de un deudor y los empresarios en una situación de insolvencia volvieron a estar obligados a solicitar la declaración concursal. A estos cambios legales se sumó el deterioro del entorno, marcado por una desaceleración de la actividad económica, el endurecimiento de las condiciones financieras, el impacto de la inflación en los costes soportados por las empresas y el consumo de las familias y la escasez de materias primas o suministros. Todos estos factores permiten prever que se profundice en este incremento de los procesos concursales durante el primer semestre de 2023. 

Cataluña (25% del total) y Madrid (20%) son las Comunidades Autónomas donde más concursos se declaran. Les siguen la Comunidad Valenciana (17%) y Andalucía (12%). Por sectores, predominan las insolvencias en construcción e inmobiliario (23% del total) y el comercio (21%), seguidos de la industria manufacturera (15%), hostelería (9,3%) y servicios a empresa (9,2%). 

En marzo la constitución de empresas registró un aumento del 6,7% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. En el conjunto del año la creación de tejido productivo acumula una subida del 12%. Las nuevas firmas se concentran en Madrid (23% del total), Cataluña (18%), Andalucía (18%) y la Comunidad Valenciana (13%). Por sectores de actividad, predominan las constituciones en construcción e inmobiliario (24% del total), seguidas de comercio (18%), y servicios a empresa (15%). Son menos intensas en los sectores de hostelería (12%), industria manufacturera (4,6%) y sector primario (2,1%).

En marzo la disolución de empresas registró un decrecimiento del -11% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. En el conjunto del año acumula un incremento del 5,5%. La destrucción de tejido empresarial se concentra en Madrid (30% del total), Andalucía (13%), la Comunidad Valenciana (12%) y Cataluña (6%). Por sectores de actividad, predominan las disoluciones en construcción e inmobiliario (24% del total), seguidas del comercio (19%) y servicios a empresa (14%). Son menos intensas en los sectores de industria manufacturera (6,4%), hostelería (6,1%) y el sector primario (1,5%).

Los concursos de acreedores registran una caída del 45% en marzo