martes 22/6/21

La cobertura de banda ancha a 100Mbps alcanza al 88% de la población y se reduce la brecha digital rural

 El 85% de la población española tiene cobertura de fibra óptica y se supera el umbral de la mitad de la población residente en zonas rurales al alcanzarse el 60% en estas áreas 
ordenador
ordenador
La cobertura de banda ancha a 100Mbps alcanzó en 2020 al 88% de la población, tras subir cuatro puntos desde 2019, y llega al 63% en las zonas rurales, un incremento de 13 puntos en un año.

La cobertura de banda ancha a 100Mbps alcanzó en 2020 al 88% de la población, tras subir cuatro puntos desde 2019, y llega al 63% en las zonas rurales, un incremento de 13 puntos en un año. 

El informe constata el aumento generalizado de cobertura en los dos últimos años, consecuencia del fuerte impulso dado por el Gobierno al Programa de Extensión Banda Ancha en 2018 y 2019, aportando la mitad de las inversiones realizadas en sus más de seis años de historia.

Evolución banda ancha 100Mbps. Fuente: Subdelegación del Gobierno

A esto se une la exigencia en 2018 a los operadores para que cumplieran con las obligaciones contraídas de garantizar una cobertura de 30 Mbps o superior al menos al 90% de los ciudadanos que viven en unidades poblacionales de menos de 5.000 habitantes. Con todo ello, la cobertura de banda ancha a velocidad de 30 Mbps desde 2018 ha mejorado diez puntos y la velocidad de 100 Mbps, 7 puntos.

Por tecnología, la fibra óptica hasta el hogar (FTTH), que permite prestar servicios de transmisión de datos a velocidades de 100 Mbps a todos los usuarios y escalable a más de 1Gbps, ha aumentado cinco puntos porcentuales y alcanza al 84,9% de la población española, casi un millón de hogares más que en 2019. La cobertura de fibra óptica alcanza también por primera vez a más de la mitad de la población residente en zonas rurales, con una cobertura poblacional del 60% en esas áreas.

La cobertura de fibra óptica sitúa a España en una posición destacada a nivel europeo. El año pasado, con una cobertura cinco puntos inferior, España ya era, según el índice de Economía y Sociedad Digital (DESI) el tercer país europeo con mayor extensión de red de fibra óptica, solo superado por Letonia e Islandia.

Cobertura prospectiva

El informe incluye la previsión de cobertura al sumar a la existente en junio 2020 la que se alcanzará una vez que finalicen los proyectos que se encuentran en ejecución en el marco del Plan de Extensión de Banda Ancha (PEBA-NGA) (cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER).

Cuando dichos proyectos se ejecuten entre 2021 y 2023, la cobertura de velocidad ultra rápida (100 Mbps) alcanzará al 92,7% de la población española y al 82,5% en las zonas rurales, lo que supone reducir prácticamente diez puntos porcentuales la diferencia de cobertura existente entre las zonas rurales y la global del territorio, una diferencia que en 2018 era de cuarenta puntos porcentuales. Asimismo, la cobertura de fibra óptica superará al 90% de la población (90,3%).

Por último, el informe incluye por primera vez la cobertura de redes móviles 5G en las bandas preferentes y señala que, a mediados de 2020, se disponía de servicio comercial en 21 ciudades, con una cobertura del 50% de las mismas, lo que supone el 12,5% de cobertura a nivel nacional. La medición de cobertura se realizó previamente al lanzamiento de ofertas comerciales por todos los operadores.

La metodología de este informe se ha alineado con la utilizada en el informe de la banda ancha en Europa que publica anualmente la Comisión Europea. Se han utilizado datos recopilados de los operadores titulares de redes de banda ancha referidos a 30 de junio de 2020 y se han tenido en cuenta los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) 2019 de población residente en España, 47.026.208 habitantes, distribuida en 8.131 municipios y 61.818 entidades singulares de población.

La información sobre cobertura permite realizar un seguimiento del avance en la consecución del objetivo de garantizar conectividad adecuada al 100% de la población, incluido tanto en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia como en el Plan para la Conectividad y las Infraestructuras Digitales.

Con este objetivo, se procederá a una renovación de la metodología del informe del próximo año, evolucionando de la identificación basada en Entidades Singulares de Población a la basada en parcelas catastrales, lo que permitirá una mayor granularidad. Esta metodología se ha aplicado ya en 2021 en la consulta pública para identificar las áreas que requieren ayudas para la extensión de la banda ancha.

La conectividad digital, junto con el despliegue de redes 5G y la ciberseguridad, es uno de los componentes del Plan de Recuperación, que contempla una inversión pública de 4.000 millones de euros hasta 2023 en estos ámbitos.

Con el fin de identificar nuevos instrumentos que permitan continuar mejorando la conectividad digital hasta alcanzar el 100% de cobertura, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha publicado una solicitud de manifestaciones de interés con el fin de recibir propuestas que, mediante un modelo de colaboración público-privada, permitan extender la banda ancha de muy alta velocidad y adelantar la cobertura 5G en zonas rurales y áreas de baja densidad poblacional, impulsando de esta manera la cohesión territorial y la transformación digital.  

Comentarios