martes. 27.02.2024
restuarante Madrid
restuarante Madrid

Nueve días han pasado tras lo ocurrido en el restaurante Burro Canaglia, en Madrid, el fuego trajo consigo dos fallecidos, un camarero del local del 25 años de edad y una enfermera que estaba disfrutando de una cena, de 43 años. Y diez personas más estuvieron ingresadas, a día de hoy solo permanecen seis. El motivo: el flambeado de uno de los platos alcanzó la decoración artificial y se prendió apoderándose las llamas de buena parte del local en cuestión de segundos. 

Las alarmas se han disparado tras el terrible suceso. Algunos profesionales del sector ya habían avisado desde hace tiempo, por las inversiones de obra, aperturas y de las decoraciones sin control.  

La cadena de restaurantes italianos cuyo local de Manuel Becerra se quemó el pasado viernes comenzó ayer a retirar la decoración de plantas artificiales de todos sus locales, situados en Sevilla, Bilbao, Cuenca, Fuengirola, Huelva, Santander, Alicante y los municipios alicantinos de Campello y San Vicente del Raspeig.

La Asociación FACUA-Consumidores en Acción también se ha puesto en contacto con los alcaldes de las nueve ciudades que cuentan con restaurantes de la cadena Burro Canaglia para que se inspeccionen de forma urgente estos establecimientos. Solicita que se verifique si las plantas artificiales que decoran sus paredes y techos están fabricadas con materiales ignífugos. Los establecimientos de esta cadena sevillana cuentan con horno de piedra y parrilla con brasas.

Advertencias por riesgo de fuego en la decoración de bares y restaurantes