domingo 28/11/21

Los VTC son el quebradero de cabeza actual de los taxistas pero, sin embargo, no son una novedad. Estas licencias llevan otorgándose desde hace ya años, pero internet ejerce una vez más su obligada selección natural y ha hecho evolucionar a empresas como Uber o Cabify, quienes descubrieron en ellas un nicho de mercado que estaba aún por explotar.

Las siglas "VTC" significan "vehículo de turismo con conductor", eso son precisamente, vehículos con conductor que ofrecen sus servicios de manera similar a los taxis. La comodidad de internet, la fiabilidad de la empresa, la buena presencia y el buen trato de sus conductores es lo que ha hecho que los VTC estén ganando terreno a los taxistas.

Los califican de ilegalidad, de no pagar los mismos impuestos, de ser tratados de forma diferente a los ojos del gobierno y de no cumplir la proporción 1/30, no obstante; los VTC deben ir debidamente identificados y aseguran prestar sus servicios tal y como les exige el gobierno. Los taxistas consideran que las soluciones propuestas por el Ministerio de Fomento respecto a la nueva legislación son insuficientes y exigen que se regularice la proporción de 1 licencia por cada 30 taxis que actualmente no se está cumpliendo. Los últimos datos oficiales apuntan que en España dan servicio 7.058 VTC y 64.217 taxistas, lo que no corresponde con la proporción que se ha convertido en la principal exigencia de los taxistas.

Muchas veces no se tiene en cuenta la diferencia de condiciones, beneficiaria de los taxistas, que hay entre ambos servicios. Los VTC, a diferencia de sus eternos haters, no pueden prestar servicio a ciudadanos que les den alto en la calle, no pueden parar en lugares estratégicos como aeropuertos y no pueden circular fuera de servicio.

En conclusión, todos tienen sus pros y sus contras pero los taxistas no los saben aprovechar. Si los clientes se están decantando por un servicio como Uber o Cabify es simplemente porque les ofrecen un mejor trato y aportan una fiabilidad que los taxistas se encargaron de demoler hace tiempo con sus rodeos innecesarios y otro tipo de estafas. Tal vez la solución no sea amontonarse en medio de una calle a parar el tráfico exigiendo igualdad de condiciones, tal vez la solución sea preocuparse por ofrecer mejores prestaciones, plantearse por qué la gente se está decantando por otro servicio y tratar de mejorar. Internet es una buena herramienta que muchos aún no saben aprovechar, una herramienta que poco a poco está estableciendo su propia selección natural hasta el punto de tener que elegir: o evolucionas o mueres. Señores taxistas, parece que ustedes mismos se están sentenciando.

Evolucionas o mueres
Comentarios