jueves. 09.02.2023

Las cualidades de un buen jefe

La “comunicación como herramienta de gestión” para alcanzar objetivos

El reto de convertir al “jefe” en “dinamizador” de equipos
Equipo. Fotogafía de archivo
Equipo. Fotogafía de archivo

Cada 16 de octubre se conmemora esta efeméride que pone al jefe y sus cualidades en el foco de atención de la sociedad. El origen de celebración se remonta a 1958 por el descuido de una secretaria con su jefe, que además era su padre, y olvidó que era el día de su cumpleaños en esta fecha. Patricia Bays Haroski pasará a la historia por haber inscrito el Día Internacional del Jefe en la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

A raíz del evento nos podemos hacer muchas preguntas y reflexionar sobre cuáles deberían ser las cualidades de un buen jefe. Bajo el prisma del trabajador, son muchas las exigencias que debería cumplir, todas ellas pasan por la motivación y el liderazgo que ejerza, con unas competencias y destrezas desarrolladas en habilidades de comunicación: saber transmitir los objetivos de la empresa y la función que cada trabajador desempeña, crear equipo y saber escuchar lo que demandan los compañeros.

En el camino que recorren juntos jefe y equipo hay muchas etapas que recorrer. Prácticamente todas pasan por un diálogo eficaz y directo en el que todos comparten ideas y experiencias para conseguir el máximo beneficio de la tarea que se realiza. Es ahí donde surge la comunicación como herramienta de gestión como factor clave para conseguir el mejor clima laboral y las mejores expectativas de producción empresarial.

Es importante que el jefe sepa liderar, se ponga al frente de cada situación con naturalidad y fortaleza y sepa transmitir valores el equipo. Y no hablamos de grupo, hablamos de equipo, porque es así como hemos de observar a las personas que se agrupan por un fin común para realizar una actividad profesional o cometido laboral.

Hay que motivar e incentivar a las personas con la perspectiva de que ya vamos más allá de la denominación de Recursos Humanos en las empresas, y nos centramos en hablar de Personas con mayúsculas, que es un avance y logro en la interrelación de los individuos que forman parte de un proyecto con un responsable al frente. Es un paso más también hacia el que debemos conducirnos cambiando el concepto “jefe” por “dinamizador”, que es una denominación más precisa y concreta que hace referencia al individuo que ejerce de responsable de un equipo de personas con la apuesta común de desarrollar un trabajo y cumplir unos objetivos.

Redacción: Julio García Gómez, gestor de talento y experto en comunicación de la Fundación Casaverde

Las cualidades de un buen jefe
Comentarios