lunes. 26.02.2024
Casas prefabricadas
Casas prefabricadas

Si tras la finalización de las vacaciones, ha llegado el momento de hacer algunos cambios en casa para adaptarla a nuestros mayores o personas con movilidad reducida, te contamos una serie de consejos prácticos para lograr una vivienda accesible y segura.

Las personas de mayor edad, con movilidad reducida o con alguna discapacidad necesitan un hogar seguro y cómodo que les permita desenvolverse de manera autónoma sin barreras. Para ello es conveniente eliminar todas las barreras arquitectónicas que dificulten la movilidad, por ejemplo, retirar alfombras o pegarlas al suelo, eliminar desniveles en el suelo o señalarlos con tira antideslizante y ensanchar las puertas (90 cm) para que pasen fácilmente sillas de ruedas o andadores. Además, se aconseja instalar pasamanos que sirvan de apoyo y den seguridad, cambiar los picaportes por los de tipo manilla (no redondos) y poner cantoneras en esquinas.

En el baño se debe instalar una ducha con acceso a nivel del suelo o con un mínimo reborde, asientos en la ducha, barras horizontales de apoyo en la ducha, al lado del inodoro y a los lados del lavabo, además de grifería monomando y a la altura adecuada, así como el inodoro y el lavabo.

Respecto de la cocina, todo debe estar al alcance del usuario: encimera a la altura adecuada para su uso con silla de ruedas, fregadero con grifería monomando y electrodomésticos con controles accesibles y visibles o con señales acústicas para problemas de visión. Debajo de la encimera y fregadero deberá quedar un espacio libre de al menos 65 cm para facilitar el acceso a una persona en silla de ruedas.

Una iluminación adecuada es esencial, especialmente en escaleras, pasillos y entradas. Se pueden utilizar colores contrastantes en paredes y muebles para facilitar la orientación e identificación de objetos. Las tomas de corriente y señal se sitúan entre 50 y 120 cm, medidos desde el suelo.

Son de mucha utilidad los sistemas domóticos que controlan luces, electrodomésticos y seguridad, incluso con la voz.

Te contamos varios consejos para adaptar tu vivienda a personas con movilidad reducida