jueves. 02.02.2023

El 82% de los hogares españoles está sufriendo el impacto de la inflación

Según el estudio de 2022, Hungría, Grecia e Irlanda son los países cuya población se está viendo más afectada por el incremento de precios

A consecuencia de la elevada inflación, el 63% de los españoles afirma estar haciendo, o planeando hacer, cambios en la gestión de sus gastos mensuales: la reducción de actividades sociales es la principal damnificada (58%)
Cena. Fotografía de archivo
Cena. Fotografía de archivo

La inflación está teniendo un gran impacto en las economías domésticas. Muchas familias se están viendo obligadas a hacer frente a más gastos con los mismos ingresos, lo que se traduce en un mayor ajuste del presupuesto para llegar a final de mes, menor capacidad de ahorro y sensación de intranquilidad generalizada. Una situación que podría acrecentarse en las próximas semanas, con la llegada de la Navidad y los gastos extras que supone.

Esta es una de las principales conclusiones del Informe Europeo de Pagos de Consumidores de Intrum, publicado esta semana y que tiene como objetivo analizar la situación financiera de los hogares de 24 países. Tal y como muestra el estudio realizado por la firma líder en servicios de gestión de créditos y activos, el 82% de los españoles está sufriendo un impacto negativo en su economía doméstica por el incremento de los precios, y el 13%, aunque todavía no se ha visto afectado, espera que ocurra pronto.

Esta repercusión negativa de las tasas inflacionistas en los encuestados de España es similar al porcentaje de población europea que también está experimentando sus efectos negativos (82%). En concreto, los españoles ocuparían el duodécimo puesto, junto a los ciudadanos alemanes (también con un 82%). Por su parte, los húngaros (92%), los griegos (90%) y los irlandeses (88%) encabezan la lista de más afectados. En el otro extremo estarían Suiza (71%), Noruega (igualmente con el 71%) y Países Bajos (76%).

“Como bien indica nuestro informe, uno de los principales efectos de la subida de precios será la disminución del consumo, que tendrá su reflejo en la actividad empresarial y por tanto en el crecimiento de la economía. En esta situación, la educación financiera adquiere aun mayor importancia si cabe; no olvidemos que 4 de cada 10 españoles afirman no tener formación suficiente para gestionar sus finanzas personales en el entorno actual. Si queremos alcanzar un modelo económico más sostenible, tenemos que intensificar nuestros esfuerzos en este sentido, promoviendo la educación y ayudando a las personas que se encuentran en una situación de impago” indica José Luis Bellosta, Managing Director de Intrum España.

Reducir los planes sociales, principal sacrificio para afrontar la inflación

Con el objetivo de reducir el impacto del crecimiento de precios, el 63% de los encuestados indica estar haciendo, o planeando hacer, algunos cambios en la forma en la que gestiona sus gastos mensuales, un dato similar a la media europea.

El principal cambio se está viendo reflejado en la disminución de la actividad social. Así lo recoge el nuevo Informe Europeo de Pagos de Consumidores de Intrum, del que se desprende que el 58% de estos españoles en proceso de ajuste de gastos está suprimiendo actividades, como, por ejemplo, las comidas o cenas en restaurantes.

Otras de las medidas adoptadas son comprar en tiendas de descuento, en lugar de adquirir los productos de las principales marcas mayoristas (51%), gastar menos dinero en regalos para otros (45%), buscar ofertas online (35%) o cancelar suscripciones en aplicaciones o plataformas de streaming (32%).

El estudio muestra qué actividades son consideradas por el consumidor como más “prescindibles” total o parcialmente, en caso de ser necesario. De hecho, el análisis realizado por Intrum revela que el aumento del coste de vida ha provocado que el 62% de los encuestados indique que, en las actuales circunstancias de subida de precios, es cuando uno se da cuenta de cuánto dinero gasta en cosas que igual no necesitaba.

El incremento de las tasas inflacionistas está limitando la capacidad de pago de las familias, provocando una mayor preocupación por el futuro.

A pesar del ajuste realizado en los gastos, los resultados de la encuesta muestran que 1 de cada 5 españoles (21%) reconoce no haber abonado a tiempo alguna de sus facturas durante los últimos 12 meses. La principal razón es, en la mayoría de los casos, no haber tenido en ese momento el suficiente dinero para hacer frente a dicho pago (48%).

Estas cifras podrían incrementarse en los próximos meses, ya que el 28% prevé que, si sigue aumentando el precio de la energía, no podrá pagar las facturas correspondientes a esta partida. Una creencia que, sin embargo, sitúa a los españoles 7 puntos por debajo de la media europea (35%).

Los datos del Informe Europeo de Pagos de Consumidores publicado por Intrum dejan constancia de importantes cambios en los patrones de consumo y endeudamiento como resultado de la presión de los precios. Ante este reto, será más necesario que nunca tomar decisiones efectivas sobre nuestra economía diaria, mantenernos informados de la actualidad y contar con la formación financiera adecuada.

El 82% de los hogares españoles está sufriendo el impacto de la inflación
Comentarios