domingo 16/1/22

La Escuela de Deporte Inclusivo en Zamora, a punto de colgar el cartel de "completo"

De las 20 plazas disponibles en esta sede sólo quedan 3 libres, que se espera queden cubiertas antes de acabar el trimestre 

Organizada por la Fundación Eusebio Sacristán e impulsada por la Fundación de Castilla y León con el patrocinio de Aquona, esta iniciativa persigue la inclusión de personas en situación de vulnerabilidad

Organizada por la Fundación Eusebio Sacristán e impulsada por la Fundación de Castilla y León, la escuela cuenta en Zamora con el patrocinio de la empresa gestora del servicio municipal de agua en la ciudad, Aquona, y la cesión del campo por el Ayuntamiento.

Se trata de un proyecto social, con el deporte y la actividad física y el ocio saludable como herramientas para la inclusión de personas en situación de vulnerabilidad, que ya se ha puesto en marcha en Soria, León, Palencia, Valladolid, Burgos, Salamanca, Miranda de Ebro, La Cistérniga y Medina del Campo y que lo hará próximamente en el resto de provincias de la comunidad.

El equipo zamorano de la Escuela de Deporte Inclusivo de Castilla y León ya está a punto de colgar el cartel de completo, tras siete semanas de entrenamiento (arrancó el lunes 4 de octubre).

Los participantes de esta sede, que se entrenan en el anexo al Ruta de la Plata de 16 a 17 horas, están becados al 100% gracias a la financiación de la empresa Aquona, gestora del servicio municipal de agua en la ciudad.

El objetivo del proyecto, de las fundaciones que lo desarrollan -la Fundación Eusebio Sacristán y la Fundación de Castilla y León-, y de los patrocinadores y colaboradores es favorecer la participación de todos los niños y niñas que quieran disfrutar de la actividad física independientemente de sus capacidades y con todas las medidas de seguridad de obligado cumplimiento en tiempo de Covid 19.

Todos ellos forman un grupo dentro del gran equipo de Castilla y León, que es un verdadero espacio de inclusión en el que todos los jugadores pondrán al servicio de equipo sus capacidades y habilidades, las que sean.

Con los jugadores y monitores de Zamora ha estado esta tarde el director del proyecto, Juan Carlos Rodríguez, ex jugador del FC Barcelona -entre otros-, con quien fue Campeón de Europa, acompañado por el representante de la empresa que ha garantizado el proyecto con su financiación, el Gerente de Aquona en Zamora, Nicolás Esmorís, por la Concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Zamora, María Inmaculada Lucas, entidad que cede el campo de entrenamiento los lunes y que aporta la colaboración de los Centros de Acción Social, que derivan a los participantes en sus programas socioeducativos y por representantes de los veteranos del Zamora CF. Para el director de la escuela es un orgullo que ésta siga sumando niños y sedes.

"Estoy muy contento porque veo disfrutar a los niños en cada sede, como hoy en Zamora, que es en definitiva el objetivo, y algo que no conseguiríamos sin la ayuda de empresas como Aquona, la colaboración del Ayuntamiento y por supuesto la ayuda de los Veteranos del Zamora, que son quienes nos ayudan en los entrenamientos".

Por su parte, el gerente de Aquona, Nicolás Esmorís, ha asegurado que “apoyar la escuela de deporte inclusivo en Zamora es una satisfacción para nosotros y una forma de continuar la apuesta que mantenemos por la inclusión, el compromiso social y los hábitos saludables de vida en la ciudad. Nuestro objetivo es que nadie se quede atrás, especialmente los niños y niñas más vulnerables y gracias al impulso de la Fundación Eusebio Sacristán y el Ayuntamiento de Zamora lo hemos conseguido con iniciativas como ésta”.

La Escuela de Deporte Inclusivo de Castilla y León es un proyecto de la Fundación Eusebio Sacristán impulsado por la Fundación de Castilla y León, que tiene como objetivo ofrecer a todos los niños y niñas de la región la posibilidad de practicar deporte y de una actividad de ocio saludable, sin distinción por capacidades, entornos sociales o lugares de procedencia, a través de un proyecto de comunidad.

Nació en 2020, aunque por la situación de pandemia provocada por la Covid 19 no pudo arrancar hasta el segundo trimestre de 2021, en las sedes de Soria, Medina del Campo, León y Palencia.

A estas se sumó en el verano Salamanca, con la participación en las actividades de la escuela de los niños y niñas de los Campamentos urbanos municipales, en julio y agosto, y ya en octubre La Cistérniga (Valladolid), Zamora, Miranda de Ebro y Burgos.

En este proyecto conjunto de Fundación Eusebio Sacristán y Fundación de Castilla y León participan los ayuntamientos y los veteranos de los clubes de fútbol de cada localidad, así como algunas empresas locales en algunos casos. Eusebio Sacristán y el presidente de las Cortes de Castilla y León, entidad de la que depende la Fundación de Castilla y León, Luis Fuentes, presentaron oficialmente la escuela en el Estadio Helmántico de Salamanca en septiembre de 2020.

Y en Zamora el proyecto fue presentado el pasado 14 de junio, tras la firma del convenio de colaboración que firmaron el propio alcalde de la ciudad, Francisco Guarido, y el director de la Fundación Eusebio Sacristán, Pedro Pablo Crespo. 

El exfutbolista y entrenador vallisoletano Eusebio Sacristán creó la fundación que lleva su nombre en el año 2003, tras retirarse del fútbol como jugador. La Fundación nació apoyada en la firme creencia de los patronos y especialmente de Eusebio del poder del deporte y de las actividades saludables de ocio y tiempo libre como herramientas de transformación social que hacen posible la inclusión de aquellas personas, sobre todo niños, en situación de vulnerabilidad social.

El exfutbolista y entrenador vallisoletano Eusebio Sacristán creo la fundación que lleva su nombre en el año 2003, tras retirarse del fútbol como jugador. La Fundación nació apoyada en la firme creencia de los patronos y especialmente de Eusebio del poder del deporte y de las actividades saludables de ocio y tiempo libre como herramientas de transformación social que hacen posible la inclusión de aquellas personas, sobre todo niños, en situación de vulnerabilidad social.

La Fundación trabaja anualmente con más de 20.000 personas con sus actividades en La Roca Multiaventura en Palencia,, su proyecto de inmersión lingüística 'English For All', sus escuelas de deporte inclusivo, 'Fútbol para Todos', en Valladolid y la Escuela de Deporte Inclusivo de Castilla y León en el resto de localidades de la comunidad, y sus competiciones sociales en Valladolid, dos ligas amateur de fútbol 7 y una de baloncesto. Esta temporada la actividad de la Fundación vuelve al 100% tras el parón impuesto por la Covid 19 desde marzo de 2020.

La Escuela de Deporte Inclusivo en Zamora, a punto de colgar el cartel de "completo"
Comentarios