viernes 24/9/21

En Porto hay playa, tras más de 150 curvas de una ZA-102 desidiosa, pero hay playa espectacular

Para ir a Porto hay que planteárselo. La localidad es la más equidistante desde la capital, y para ir a Porto hay que acercarse como suele decirse "a peto" o también con la vista puesta en un mercado de ganados con tradición ancestral. El centro de Porto no es su plaza mayor, ni su Ayuntamiento, es la margen del rio Bivei el que le da vida a una localidad más que peculiar y agradable
porto  (50)
porto (50)

Entre 225 y 180 kilómetros dice google que distan de Zamora capital, ahí es nada, pero la verdadera experiencia de acercarse al pueblo es todo un recuerdo para los que pueden disfrutar de una playa fluvial espectacular en verano y de vistas de ensueño en todas las épocas del año.

Lástima de carretera, de la 102 que aún "reparada" por la JCYL sigue siendo complicada y con más de 150 curvas, todo un paraíso para los moteros y los amantes de los retos de volante, pero con mucho ojo puesto que aunque no es una carretera demasiado transitada el susto lo puede dar una vaca o una curva más cerrada de lo previsto. 

El paisaje es ciertamente bello, y poder serpentear entre las laderas de la montaña sanabresa orensana da lugar también a paradas para contemplar la inmensa suerte de los espacios naturales con los que cuentan.

El embalse de San Sebastián es otra de las bonitas vistas que crearon hace años los ingenieros de Moncabril, empresa que aún explota la energía eléctrica y se encarga del mantenimiento de los tubos de agua que vienen de la montaña muchos metros más arriba.

GALERÍA DE IMÁGENES 

Ya en Porto y tras pasar el embalse de Pías y el de San Sebastián y haber dejado atrás Villanueva de la Sierra, Pías, algún tramo de carretera de Ourense, esos si desbrozados todos no como en la 102, dejamos a la izquierda la localidad de Pradorramisquedo, y 104 curvas después estamos en ya en ese reducto de la provincia de Zamora con 168 vecinos más o menos que quedan en el maravilloso PORTO de Sanabria, el pueblo que en su última encuesta prefería ser gallego a tener que seguir sufriendo los avatares de una mala conexión con el exterior de una montaña que al final y de todas formas les protege de más cosas que le puedan atacar en la paz y el remanso de calma que poseen.

Hablamos con Ramiro, uno de los miembros de la Plataforma 102 que nos recibió con los brazos abiertos, y la mascarilla puesta. Porto es sobre todo amable con el visitante y agradecida con la mención, y sobre todo si del otro lado hay comprensión con el esfuerzo de ida y vuelta "a peto" para conocer Porto.

Nos contaba el vecino que hay pocos niños y que solo uno va en taxi a diario a la escuela puesto que Porto no tiene. Ramiro será padre entre octubre y noviembre y no tiene muy claro que va a pasar con el tema del nacimiento, puesto que lo importante es que la criatura venga bien y nazca en Sanabria. Pensando en ello y en los pocos niños que puedan nacer, la experiencia de ir en ambulancia durante los 30 kilómetros y las más de 150 curvas no es muy halagüeña que digamos. 

Pocas calles con nombre, Pereiro, Puente, Callos, Palamoura, Fontarra o la larguísima calle Pelgo que enlaza con la calle Cancela que te saca del pueblo hasta el nacimiento del Bibei y desde donde se vuelve a ver Peña Trevinca y casi el Lago. 

Comerciantes de ganado, panaderos, vendedores ambulantes y personas de servicios sanitarios van y vienen por la sinuosa 102 que ha dado más de un disgusto, que se corta en invierno y que aunque la quitanieves siempre intenta hacer su trabajo, Porto es uno de los pueblos de Zamora que es digno de ver al menos una vez en la vida, como los peregrinos hacen a Santiago o los mahometanos a la Meca. Porto es Meca y santuario de muchos zamoranos que podrían desfrutar de un baño en el Bibei que purifica males y deja correr hacia abajo las impurezas de la mala comunicación puesto que el que llega a Porto desea volver siempre. 

Comentarios