sábado 27/11/21
Presentación en el Museo Etnográfico de la biblioteca de Jesús Hilario Tundidor
Presentación en el Museo Etnográfico de la biblioteca de Jesús Hilario Tundidor

Los hijos del poeta zamorano, Fernando y Jesús Pedro, querían que la biblioteca de su padre tuviera su rincón en el Museo Etnográfico tal y como la conservó el autor. Así que trasladaron a la pinacoteca hasta las estanterías originales para que el museo muestre a los zamoranos una recreación de un espacio que el escritor mantuvo igual hasta su muerte, el pasado mes de mayo.

El rincón de Jesús Hilario Tundidor en la Biblioteca del Museo Etnográfico reúne todo su legado, "hasta las correcciones", explica uno de sus hijos, pero también una colección de los poetas que le sirvieron de inspiración y de sus contemporáneos.

"En este espacio vivo está la obra de mi padre, pero también libros que permitirán a los visitantes hacer un recorrido por la poesía española de los últimos 50 años del siglo XX y de inicios del XXI", subraya Fernando Hilario. A ello ha contribuido también el catedrático Fernando Primo, amigo del poeta, que recuperó de los "escombros" algunos de los escritos que Hilario Tundidor decidió tirar a la basura cuando se trasladó a vivir a Valencia con su familia. "Hay hasta poemas juveniles", desvela Primo.

La biblioteca también muestra al visitante los libros de Filosofía que estudiaba el gran poeta zamorano, así como las obras en las que participó incluyendo algún poema o artículo. Sus hijos han querido que la recreación sea tan real que han donado al Museo Etnográfico hasta la mesa y la máquina eléctrica donde se sentaba y transcribía sus versos el Premio Adonais 1962. "Nunca quiso cambiar su biblioteca. Siempre la ampliaba aunque a veces resultaba difícil porque había que hacer las maderas a medida", apuntan sus hijos.

Máquina de TUNDIDOR

Pero, además, el espacio personal de Tundidor se completará con algunos de los cuadros de su propiedad, muchos firmados por su amigo Antonio Pedrero.

Biblioteca Jesús Hilario Tundidor

Jesús Hilario Tundidor ya tiene su "rincón" en el Museo Etnográfico