sábado. 02.03.2024
Gloria de Castro, durante la presentación de su libro en LER Zamora
Gloria de Castro, durante la presentación de su libro en LER Zamora

La detective Margot nació de la imaginación de otra detective, la zamorana Gloria de Castro, en una calurosa noche de agosto de 2008 entre vinos  y amigas que intentaban convencer a la entonces escritora de poesía que abandonara los poemas y escribiera novela.

La desbordada imaginación de sus amigas, metidas en la piel de mujeres fatales con novios músicos, despertó el gusanillo de aquella poeta que para acabar con la insistencia de su círculo escribió un relato detectivesco en una revista de El Bierzo. Y ya no pudo parar.

"WHISY" es ya la cuarta entrega de la saga Margot, cuyas cubiertas han sido diseñadas por otra zamorana, Elena Ayuso.

Gloria de Castro y Elena Ayuso en la presentación del libro
Gloria de Castro y Elena Ayuso en la presentación del libro

 Las aventuras de la singular detective comenzaron en 2011 con «19, Clark Street» y luego llegarían «Mulligan Carter» (2016) y «Max Nardy» (2020). La última entrega, que se presentó ayer en la librería LER Zamora, cuenta con un nuevo personaje basado en la perra de la propia escritora, SODA, que la acompañó en la firma de ejemplares.

Pero Whisy no es solo el nombre de la perra que la detective Margot encuentra abandonada en un muelle, es también el caso "más laberíntico al que se ha enfrentado Margot Taylor", en un juego con una psicópata que la hará dudar de su propia realidad.

Gloria de Castro, ex alumna del CEI, es licenciada en Filología Hispánica, Diplomada en Francés y en Criminología por la Universidad de Salamanca. En su carrera como escritora ha firmado dos poemarios, «Bajo tus manos» y «Treinta y seis», una novela de viajes «Fatto a mano» y 366 pequeñas historias, unidas bajo el título de «Las cebollas ya no me hacen llorar».

Regresa la detective Margot de la mano de la detective zamorana Gloria de Castro