miércoles. 17.08.2022

"Pintando en Sejas", el homenaje a Margarita Pertejo, la pintora que abrió la primera academia de arte en Zamora

Del 4 al 11 de agosto -en la próxima convocatoria se cumplirán treinta ediciones-, una quincena de aficionados y profesionales asistirán a este encuentro artístico

La artista Gloria García Pertejo acude un año más a su cita veraniega con el taller “Pintando en Sejas” que tendrá lugar en esta localidad alistana del oeste zamorano.

Del 4 al 11 de agosto -en la próxima convocatoria se cumplirán treinta ediciones-, una quincena de aficionados y profesionales asistirán a este encuentro artístico que en esta ocasión acometerán trabajos de campo, como es habitual, en torno a la naturaleza, con diferentes técnicas y materiales a partir de la iniciativa que cada alumno libremente desee.

Los inscritos en el taller desarrollarán, a lo largo de la semana, distintas actividades relacionadas con tres espacios diferentes. Por una parte, los protagonistas del curso aprovecharán la ocasión de recoger en sus cuadernos y lienzos, al aire libre, distintos parajes de Sejas que son tradicionalmente un estimulante aliciente para los amantes de la creación al natural.

Además, se trasladarán a la ribera del río Angueira en las proximidades de Alcañices donde los participantes en las jornadas pictóricas recogerán con sus pinceles manantiales, huertos, laderas rocosas y el singular paisaje de este bosque particular.

Finalmente, cruzarán la frontera hasta la localidad portuguesa de Quintanilha donde plasmarán igualmente las magníficas vistas, su gigantesco viaducto o la capilla gótica de esta freguesía perteneciente al municipio de Braganza.

Al igual que en ocasiones anteriores, los componentes de las jornadas artísticas realizarán una intervención en el pueblo, esta vez en un corral de la localidad sobre el cuadro de Ricardo Segundo Bebiendo la robla. Se trata de una composición en la que se muestra el instante en el que el propietario de una ternera y el tratante de ganado llegan a un acuerdo para su compra-venta y, como muestra de ese final feliz, beben una jarra de vino para sellar el pacto. El óleo fue pintado en los años 40 y ahora esta actuación colectiva se llevará a cabo en el mismo corral donde su autor creó la obra original.

“Pintando en Sejas” 2022 rendirá homenaje a la pintora Margarita Pertejo Seseña, esposa del pintor costumbrista Ricardo Segundo, coincidiendo con el centenario de su nacimiento.  

De amplia formación artística, esta zamorana pasó por estudios de Madrid, Barcelona y Salamanca, y convivió con la llamada Escuela de Arte de San Ildefonso, en la capital zamorana. Impulsó su carrera en los 50 del siglo pasado y abrió la primera academia de arte en “La perla del Duero” en la que se formaron numerosas mujeres artistas de la ciudad.

No es casual que sea Sejas de Aliste el lugar elegido por la pintora García Pertejo para su reunión anual. La localidad es un enclave de importante belleza paisajística, plástica y cromátrica, con sus castaños, chopos y árboles de ribera, además de su accidentaba orografía de cerros y pardas laderas. Igualmente, su arquitectura tradicional, basada en la piedra y el adobe, dotan al lugar de un especial atractivo para la creación artística.

La localidad acogió, en los años 20 del siglo pasado, a numerosos pintores y artistas convocados por el pintor madrileño Ricardo Segundo (Madrid, 1903-Zamora, 1983). Tal fue la fascinación que este lugar del oeste zamorano provocó en este reconocido pintor que decidió trasladar hasta aquí su taller y su familia al principio de los años 60 del siglo pasado.

Gloria G. Pertejo, vinculada desde su nacimiento a Sejas a donde acude a pintar de forma asidua, es licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca. Estuvo becada en la Escuela de Cerámica de Madrid y está especializada en la pintura natural al óleo. En su proceso creativo, profundiza en la plasmación de la luz y el color en la naturaleza que luego se refleja en el juego de impresiones, reflejos y cromatismos variados de su obra.

Para la artista, lo más satisfactorio de este encuentro anual “es observar cómo disfrutan los asistentes”, asegura. “Es impagable ver cómo pintan quienes no sabían que podían hacerlo o percibir cómo otros descubren universos desconocidos de sus propias posibilidades”. “La prueba del nueve es, concluye, que, por supuesto, quieran repetir”.

"Pintando en Sejas", el homenaje a Margarita Pertejo, la pintora que abrió la primera...
Comentarios