jueves 21/10/21

Junta y patronales del transporte firman un protocolo para impulsar la incorporación de mujeres a sus plantillas

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y FECALBUS, ASETRADIS, FETRACAL, CYLTRA y UPATRANS acuerdan colaborar con el reto de reducir la brecha de género y avanzar en la igualdad y la prevención de la violencia de género

firma
firma

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha firmado esta mañana en Valladolid un protocolo de colaboración con directivos de las principales patronales del sector del transporte por carretera de viajeros y de mercancías en Castilla y León para favorecer la empleabilidad y promoción profesional de las mujeres e impulsar la igualdad y el liderazgo femenino en una actividad económica donde la brecha de género es todavía muy amplia.

El acuerdo implica la adhesión de cinco grandes asociaciones transportistas al novedoso programa ‘Empresas comprometidas por la igualdad’, puesto en marcha por el Gobierno de Mañueco el pasado año, con el objetivo de unir las políticas de responsabilidad social de grandes compañías de la Comunidad con las de igualdad entre mujeres y hombres y de prevención de la violencia de género.

A esta estrategia de colaboración público-social, de la que ya forman parte Gullón, Caja Rural de Zamora, FCC y Execyl (fundación esta última compuesta por 90 compañías de la Comunidad de distintos sectores y tamaños) se suman ahora, en el ámbito del transporte de viajeros, la Federación Castellano-Leonesa de Transporte en Autocar (FECALBUS) y la Asociación de Empresas de Transporte Discrecional de Viajeros de Castilla y León (ASETRADIS),  y en el de mercancías, la Federación de Empresas de Transporte de Mercancías por Carretera de Castilla y León (FETRACAL),  la Federación de Transportes de Castilla y León (CYLTRA) y la Unión de Pymes y Autónomos del Transporte de Castilla y León (UPATRANS).

En nombre de estas compañías, han suscrito el protocolo con la consejera Juan Carlos Rodríguez Cuesta, presidente de FECALBUS; Alfonso Guisado, en nombre de ASETRADIS; Buenaventura Fernández Martín, responsable de la Secretaría de FETRACAL; Fernando Hernanz Herrero, presidente de CYLTRA, y José Carlos López Jato, presidente de UPATRANS.

El trabajo conjunto, en el que también participará la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, se prolongará por espacio de dos años, prorrogables por otros dos, y se centrará prioritariamente en tres ámbitos. Por un lado, la promoción de la igualdad y la prevención de la violencia de género.

En segundo término, el impulso a la inserción laboral femenina, con especial consideración a las mujeres víctimas de violencia de género. Y el tercer campo de acción será el fomento de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en el ámbito empresarial.

Una sociedad más justa, igualitaria y de oportunidades

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades ha destacado que con iniciativas como ésta, “Castilla y León sigue dando pasos en favor de la protección de las mujeres, sobre todo de las más vulnerables, y avanza en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria y de un futuro mejor y con más oportunidades en esta tierra”.

Tras agradecer el “compromiso e implicación” demostrados por las asociaciones y federaciones firmantes del protocolo, Isabel Blanco ha señalado que el transporte es precisamente uno de los sectores donde se va visibilizando el terreno ganado por la mujer en el mundo laboral. “Lo que antes llamaba la atención por extraordinario, como era ver a una mujer a los mandos de un camión, un autocar o un taxi, es hoy una imagen más habitual en nuestras calles y carreteras”.

La máxima responsable autonómica en políticas de igualdad ha reconocido el trabajo realizado por el sector en estos años, al ir incrementando la presencia femenina en sus plantillas, y ha animado a las mujeres de Castilla y León en edad laboral a apostar por desarrollar su carrera profesional en torno a una actividad que ofrece grandes oportunidades de empleo y demanda cada vez más mano de obra femenina, como indica la Comisión Europea en sus informes.

No obstante, la consejera ha precisado que entre los principales obstáculos que encuentran las mujeres para integrarse en este sector figuran las dificultades para conciliar su vida laboral y familiar, o los lugares de trabajo y equipamientos no adaptados a la mujer (por ejemplo la falta de instalaciones sanitarias o de ropa de seguridad no disponible en sus tallas). Por este motivo, ha animado al tejido empresarial a apostar por modalidades de trabajo flexible y a diseñar herramientas adecuadas al perfil femenino.

Isabel Blanco ha incidido en la importancia de que las cinco patronales más representativas del transporte en esta Comunidad, cada una con sus legítimos intereses, se hayan unido hoy en torno a un objetivo común: el fomento de la igualdad de género en su sector y la inserción laboral de mujeres en Castilla y León.

Y es que la consejera ha reconocido que queda mucho trabajo por hacer, teniendo en cuenta que la presencia femenina en las plantillas de compañías de transporte y logística se sitúa en el 22 % de media en Europa y en el 7 % en España.

Formación, intercambio de experiencias y fomento del retorno a la empresa

El acuerdo sellado esta mañana detalla un conjunto de acciones que desarrollarán de la mano la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, a través de la Dirección General de la Mujer, y las cinco asociaciones transportistas, desde la convicción común de que la igualdad de género no se basa únicamente en fundamentos éticos de justicia y equidad social, sino en una cuestión estratégica y un factor de competitividad productiva, que reporta mayores beneficios a las compañías que incorporan este principio a la gestión de sus recursos humanos.

En virtud del protocolo, el departamento liderado por Isabel Blanco se encargará de impartir formación ‘on-line’ en materia de igualdad de género y prevención de la violencia de género a los trabajadores y trabajadoras de las entidades, así como de prestar información y asesoramiento personalizado para la implantación de medidas y planes de igualdad en el ámbito empresarial, dentro de la cartera de servicios del programa IOEMPRESAS.

FECALBUS, ASETRADIS, FETRACAL, CYLTRA y UPATRANS se integrarán en el Programa Empleo Mujer Castilla y León (PEMCYL), una iniciativa de innovación social de la Junta, en colaboración con la Fundación Santa María La Real, que tiene por objeto la inserción socio laboral de mujeres con dificultades de acceso al empleo. Con ello, las patronales asumen la responsabilidad de favorecer la inserción laboral de víctimas de la violencia de género y otras mujeres en situación de vulnerabilidad.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente también colaborará en la implementación de acciones a través de la Dirección General de Transportes. Así, impulsará medidas que fomenten la inserción laboral femenina mediante la formación de conductores –  atendiendo a la demanda de las asociaciones del sector– y promoverá la realización de estudios con perspectiva de género que pongan de manifiesto la situación del  transporte en Castilla y León, de manera que contribuyan a la adopción de medidas para reducir la brecha de género existente en esta actividad masculinizada.

Por su parte, las cinco patronales firmantes se comprometen a colaborar en dichos estudios; a facilitar la formación de su plantilla; y a impulsar entre sus empresas asociadas y otras pymes del sector la adopción de planes de igualdad, así como de medidas de conciliación de la vida personal, familiar y laboral y de fomento de la corresponsabilidad.

Junto a esto, FECALBUS, ASETRADIS, FETRACAL, CYLTRA y UPATRANS visibilizarán el alineamiento de su política de responsabilidad corporativa con la estrategia de la Junta de Castilla y León en igualdad entre mujeres y hombres y de lucha contra la violencia de género, de modo que las patronales promocionarán la imagen institucional contra la violencia de género de los Servicios Sociales de Castilla y León en la flota de vehículos de sus asociados.

En este punto, la consejera ha defendido que el papel de las empresas es esencial en la lucha contra la violencia hacia las mujeres, y ha indicado que, si bien éstas no pueden sustituir a los profesionales que atienden a las víctimas, sí pueden y deben brindar su apoyo, y derivarlas a las organizaciones especializadas.

Otro de los compromisos asumidos por las asociaciones es la realización de una campaña de publicidad y sensibilización a la población con la finalidad de avanzar en la superación de estereotipos de género en el sector del transporte.

Impulso al trabajo en red

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades está llevando a cabo distintas  políticas de protección de la mujer, por el fomento de la igualdad y la prevención y lucha contra la violencia de género desde el trabajo en red con todas las organizaciones, administraciones y la sociedad en su conjunto.

Prueba de ello es la constitución de seis redes de igualdad en el último año, que están contribuyendo a construir una política pública con perspectiva de género, a fomentar la transferencia de conocimiento y a cubrir necesidades no detectadas hasta ahora.

Se trata de la Red Social-Grupo de Trabajo de Violencia de Género; la Red de Entidades de Prostitución y Trata, proyecto ‘Atrapadas’; la Red de Unidades de Igualdad de las Universidades; la Red de Unidades de Igualdad de las Diputaciones Provinciales y Ayuntamientos de más de 20.000 habitantes; la Red de Igualdad de la Mujer Rural, y la Red de Centros de Emergencia y Casas de Acogida.

Esta política de alianzas se complementa con otras líneas de actuación, como el Plan de Acompañamiento al Empleo de las Mujeres de Castilla y León, que fomenta el retorno laboral de las mujeres que habían solicitado una excedencia laboral por cuidado de hijo o familiar dependiente. Se configura como un sistema integral que persigue la inserción laboral de las mujeres de Castilla y León y, de manera especial, las que están en una situación de especial vulnerabilidad.

De este modo, se avanza en el proceso de entender los Servicios Sociales como una puerta de entrada de aquellas mujeres que están atravesando momentos de dificultad, pero también como una puerta de salida hacia una vida cada vez más autónoma, donde indudablemente la consecución de un empleo juega un papel determinante.

Comentarios