miércoles 18/5/22

Si la exconsejera de Sanidad, Verónica Casado, pretendía erradicar el personal de área en Castilla y León por los múltiples problemas que generaban para la gestión o la conciliación familiar y laboral del personal que ocupaba las plazas, ahora la Consejería de Sanidad ha ofertado a los médicos de familia que han superado el proceso selectivo de 2019 las plazas vacantes, de las que más de la mitad son precisamente “de área” (402), siendo las restantes lejanas a núcleos urbanos (308).

Esta oferta no resultaría llamativa si no fuera porque las condiciones de trabajo de las plazas “de área” siguen siendo las más temidas de los posibles destinos para los aspirantes, ya que la Consejería de Sanidad los sigue considerando trabajadores por horas (este mes trabajarás más horas y el que viene menos, según sea la necesidad), exigiendo disponibilidad permanente del tiempo libre para acudir al puesto de trabajo, abonando por igual las horas realizadas de día o de noche, o en días laborables o festivos, y todo ello pudiendo superar las 24 horas seguidas de trabajo, de lunes a domingo.

Las condiciones de este personal, producto de un modelo de gestión sanitaria exclusivo de Castilla y León, no han mejorado desde su creación en 2006, por lo que siguen perpetuando los problemas para
atraer médicos y enfermeras. Quince años después, la Consejería ha ofertado estas plazas en concurso oposición entre un maremágnum de declaraciones e intenciones confusas, proyectos interrumpidos,
inacabados o pendientes de ejecución, nuevos sistemas de telepresencia o teleasistencia, o servicios avanzados de ambulancias con personal de enfermería.

Todo ello imbuido dentro de una reordenación sanitaria que necesita imperativamente disponer de profesionales, pero que es incapaz de resolver las dificultades a medio y largo plazo para que estos deseen venir y quedarse trabajando en Sacyl, y cuya plantilla puede verse modificada en cualquier momento según el devenir del interés político.
Desde esta asociación hemos insistido en que la política de captación y de ordenación del personal deben cambiar si se pretenden obtener resultados satisfactorios; desde garantizar el cumplimiento de la normativa laboral a nivel europeo, nacional y autonómico evitando los perjuicios que se vienen produciendo para los trabajadores “de área” desde las diferentes Gerencias de Sacyl, hasta mejorar las condiciones de trabajo programando la actividad laboral de modo que se garantice la
conciliación familiar y laboral del personal.

Y es que, si bien estas plazas resultan inaceptables para los profesionales, para la Consejería resulta imprescindible su cobertura con el fin de garantizar la atención urgente en los Centros de Salud de toda Castilla y León.

Las dudas y el enfado de estos profesionales resultan comprensibles, no solo porque ya es conocido el modo de proceder de la Administración sanitaria con los médicos y enfermeras “de área” y teman su aplicación, sino también por la inseguridad de que puedan verse afectados por los cambios que en el futuro se realicen debido a la inestabilidad política y sanitaria existente.

De esta manera, resulta indispensable una intervención definitiva que solvente los problemas de estos médicos y enfermeras “de
área” al que los tribunales de justicia continúan dando la razón en sus múltiples demandas.

Descontento entre el personal médico ante la oferta de las plazas de área a los...
Comentarios