domingo 17/10/21

CSIF urge una solución al ‘ineficiente’ modelo de atención sanitaria en las residencias de mayores

El sindicato considera que la prescripción de medicamentos a los internos debe hacerla un médico de Atención Primaria
Desinfección de una habitación en una residencia
Desinfección de una habitación en una residencia

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) reclama una solución a la actual e ineficiente manera de prescribir medicamentos a los usuarios de las residencias de mayores, que debe hacerlas un médico de Atención Primaria, mientras que el facultativo que atiende habitualmente a los residentes no puede.

Una fórmula que desorganiza y satura a los centros de salud, aumenta de forma desproporcionada el denominado gasto farmacéutico y, además, genera algunos conflictos.

La legislación autonómica actual, respecto a centros residenciales de mayores, exige una hora diaria de médico y dos de enfermería en las residencias de hasta 25 usuarios, una atención que se va incrementando a medida que aumenta el número de residentes. Esa misma normativa también responsabiliza de la atención sanitaria a la Atención Primaria, porque la residencia se considera el domicilio del paciente.

La teoría parece buena desde ‘fuera’, valora CSIF. Pero en la realidad cotidiana, ¿qué ocurre cuando un residente requiere una atención, una cura, o la aplicación de un tratamiento fuera del limitado tiempo del facultativo o la enfermera del centro residencial? Es el equipo de Atención Primaria al que le corresponde la residencia quien atiende esas necesidades, bien en horario ordinario de consulta de lunes a viernes, o bien desde los servicios de urgencias, aclara el sindicato independiente

La normativa establece la dotación de profesionales en los centros de mayores de la Comunidad en función del número de residentes, pero no establece la dotación de plantilla a mayores que debe tener un equipo de Atención Primaria, cuando en la zona básica de salud hay algún centro de mayores.

“Nos encontramos en una situación en la que los profesionales de las dos partes, Atención Primaria y residencia, se ven en la necesidad de establecer un equilibrio del reparto de ‘papeles’ complejo, por falta de dotación de personal y medios (agravada por la pandemia), pero también porque la Junta no muestra interés por querer ver un problema que existe, y mucho menos solucionarlo”, considera CSIF. Hace falta una coordinación real entre los centros residenciales y el sistema sanitario público, una reorganización y delimitación de funciones, un incremento de efectivos”, recalca.

Comentarios