lunes. 26.02.2024

CSIF constata los serios problemas que provoca la incorporación tardía de cientos de docentes interinos

Más de un millar de interinos no han cobrado su nómina de septiembre, y ha dificultades en la aplicación de las 35 horas en Formación Profesional

Las excesivas tareas burocráticas, los programas didácticos “inabarcables”, las excesivas ratios del número de alumnos, algunos programas informáticos, o las deficiencias en las instalaciones (especialmente las de niños de 0-3 años) son las principales quejas del profesorado en este inicio del curso 2023/2024
Estudiantes en un aula. Fotografía de archivo
Estudiantes en un aula. Fotografía de archivo

En este inicio del curso 2023/2024, se han multiplicado las quejas de los docentes por la tardía incorporación de cientos de interinos a sus centros, e incluso a plazas que no reunían las condiciones indicadas en la oferta. Además, el malestar se ha visto agravado porque muchos interinos todavía no han cobrado su nómina de septiembre.

Como ya denunció la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en su momento, el retraso de la resolución de los procesos de adjudicación de vacantes y sustituciones perjudica gravemente al colectivo docente. Es necesario recordar que Castilla y León es la Comunidad más extensa y el profesorado, muchas veces, tiene que cambiar de residencia para ejercer su profesión. Esto significa que deben afrontar ese cambio de residencia sin apenas margen de tiempo para buscar un alojamiento adecuado y, por supuesto, adelantando dinero para cubrir esos gastos. La falta de personal en algunas direcciones provinciales de Educación ha agravado estos problemas de gestión administrativa.

Del mismo modo, otra vez, en el registro de incidencias dirigido al profesorado, que CSIF viene realizando desde hace doce años, se ha constado que el exceso de burocracia es uno de los principales agobios de los docentes de la Comunidad.

Este curso 2023/2024 se termina de implantar los nuevos currículums de la LOMLOE en los cursos pares, lo que está suponiendo que los docentes tengan que rehacer sus programaciones y metodología. Algunas de las respuestas señalan que las nuevas “programaciones didácticas son inabarcables y se pierde mucho tiempo que podía emplearse en preparar clases”.

Otros temas sobre los que han incidido las quejas del profesorado son ya, desgraciadamente, habituales. Así, a las ratios demasiado elevadas que dificultan el correcto proceso de enseñanza y aprendizaje (también en la atención a la diversidad), se unen al descontento por los horarios excesivos, especialmente entre el profesorado de Formación Profesional.    En este sentido en la implantación de las 35 horas existen serias dificultades en el profesorado de Formación Profesional, al mantener vigente la norma de recortes y acumular un exceso de períodos lectivos en el primer y segundo trimestre del curso escolar.

Algunos programas informáticos que utilizan los docentes y los centros, así como el estado de las instalaciones, fundamentalmente en el caso de las modificaciones realizadas para implantar la enseñanza de 0 a 3 años, son otras de las quejas.

Por todo ello, CSIF pide transparencia y agilidad en todos los procesos de adjudicación de inicio de curso, y un mayor reconocimiento a la labor docente, con equiparación salarial, el reconocimiento de la carrera profesional docente, la reducción de jornada para mayores de 55 años sin pérdida retributiva, o nuevas convocatorias de acceso a Cátedras, entre otras reivindicaciones que se llevan exigiendo hace tiempo.

CSIF exige que se establezca de forma inmediata un calendario de negociación para este curso escolar, que sea la hoja de ruta a seguir para alcanzar mejoras en las condiciones laborales del profesorado y mejorar con ello el sistema educativo de nuestra Comunidad.

CSIF constata los serios problemas que provoca la incorporación tardía de cientos de...
Comentarios