jueves. 08.12.2022

Castilla y León sumará más de un centenar de nuevas plantas fotovoltaicas

El Gobierno ya está tramitando los expedientes de las nuevas platas que contarán con más de 50 megavatios con una potencia instalada de casi 11.000 megavatios y una inversión cercana a los 5.200 millones

De esta manera apuesta por un “modelo energético más distribuido y diversificado”, compatible con estas grandes instalaciones de energías renovables, siempre que estos proyectos “sean respetuosos con el medio ambiente”

Paneles fotovoltaicos
Paneles fotovoltaicos

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha apostado hoy en Valladolid por aprovechar “las “oportunidades” que el despegue de las renovables -y especialmente la energía fotovoltaica- “abren para nuestra tierra”, donde el Gobierno de España tramita en estos momentos un centenar de expedientes de nuevas plantas fotovoltaicas de más de 50 megavatios con una potencia instalada de casi 11.000 megavatios y una inversión próxima a los 5.200 millones de euros.

“La energía es ya, y será todavía más, un elemento tractor de la economía. Tenemos que ser capaces de atraer la cuantiosa industria que hay en torno a las energías renovables. Es esencial para generar empleo y frenar la despoblación”, ha emplazado la representante del Gobierno en Castilla y León. Lo ha hecho durante su participación en Valladolid en la jornada ‘La energía fotovoltaica en Castilla y León’, organizada por la compañía del sector Solaria y Tribuna Grupo.

A la vista de los expedientes que tramita el Estado en la comunidad autónoma, que suponen multiplicar prácticamente por nueve la potencia instalada actualmente en Castilla y León, y teniendo en cuenta además que estos datos no incluyen los proyectos que tramita la Junta (instalaciones de generación de potencia eléctrica instalada inferior a 50 megavatios), Barcones no ha dudado en afirmar que “la transición energética de este país pasa por Castilla y León”. Máxime, si se tiene en cuenta el “margen de crecimiento” que aún tiene la energía producida por el sol en esta comunidad, donde contamos con una ventaja fundamental sobre el resto, “las 2.908 horas de sol al año y los más de 94.000 kilómetros cuadrados de extensión”. “Las estimaciones son que en los próximos cuatro años se incremente un 200% y podamos superar con creces los 3.000 megavatios de potencia instalada”, ha reparado la delegada.

MODELO “MÁS DISTRIBUIDO Y DIVERSIFICADO”

Durante su intervención, Barcones ha insistido en que el “modelo energético del Gobierno” es “un modelo más distribuido y diversificado”, que aboga por alternativas como “la promoción del autoconsumo, las comunidades energéticas locales o la agregación”. Un modelo, ha apuntado, que “representa una oportunidad de desarrollo para los municipios y les ofrece un mecanismo eficaz para colaborar en la transición energética”.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, durante la jornada ‘La energía fotovoltaica en Castilla y León’
La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, durante la jornada ‘La energía fotovoltaica en Castilla y León’

Precisamente para impulsar ese modelo descarbonizado y el despegue de las energías renovables, la delegada ha recordado el apoyo que ofrece el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, “el plan del que depende nuestro presente y el futuro de las siguientes generaciones”, donde, en este campo, se contemplan ayudas para incentivar la ejecución de instalaciones ligadas al autoconsumo y al almacenamiento, con fuentes de energías renovables, así como a la implantación de sistemas térmicos renovables en el sector residencial.

En este apuesta de futuro por un desarrollo sostenible respetuoso con el territorio, diversificado, solidario y basado en las energías limpias, el Gobierno ha llevado a cabo también en los últimos meses “la actualización de los mapas de zonificación ambiental para mejorar la implantación de proyectos de energía renovable: eólica y fotovoltaica”, así como “los nuevos concursos para otorgar capacidad en las redes eléctricas, que incluyen criterios socioeconómicos para favorecer a las poblaciones cercanas a las instalaciones, como la reinversión de los beneficios o la participación de agentes locales en las propias instalaciones”. Y, a mayores, “el Gobierno está abriendo ya una nueva puerta: la instalación de plantas fotovoltaicas flotantes en embalses de dominio público hidráulico”.

“SÍ, PERO NO DE CUALQUIER MANERA”

Las energías renovables avanzan y “las necesitamos” para la supervivencia del planeta porque “el cambio climático ya está aquí” y “es letal”, ha advertido la delegada. Lo ha hecho apoyándose en datos como el incremento de la temperatura -“hemos pasado de 20 grados centígrados de media en los últimos treinta años a los 23 de este 2022”-, la sequía, o los incendios, ya que este año sumamos 55 Grandes Incendios Forestales (de más de 500 hectáreas), cuando la media del último decenio fue de 18. Y, de estos 55 grandes incendios que han arrasado 215.400 hectáreas en nuestro país, “el 29% (16) devastaron Castilla y León”.

“La transición energética es irrenunciable” y “para luchar contra esta emergencia” necesitamos a las renovables”, ha asumido la representante del Gobierno en Castilla y León, pero, ha avisado, “no de cualquier manera”. El Gobierno “no renuncia” a los grandes proyectos ahora en tramitación en Castilla y León pero, eso sí, ha advertido la delegada, siempre y cuando estos “sean respetuosos con el medio ambiente”. Y, en este sentido, “la sociedad castellana y leonesa tiene que estar tranquila porque la normativa energética y ambiental de este país es garantista. Solo se autorizan proyectos respetuosos con el medio y que incorporen medidas correctoras necesarias para mitigar sus impactos”, ha afirmado

La integración óptima de las energías renovables es el reto, y por ello velan “los funcionarios y funcionarias del Área de Industria y Energía de Valladolid y de las Dependencias del Área de las otras ocho subdelegaciones del Gobierno”, a los que Barcones ha querido agradecer su trabajo ya que, ha admitido, hay un “exceso de solicitudes” que se presentan.

 EXPEDIENTES EN CASTILLA Y LEÓN

La energía fotovoltaica es la gran protagonista del avance de las renovables en nuestro país, pero el resto de sectores también crecen. El número de expedientes se ha multiplicado exponencialmente en los últimos años. Se están tramitando actualmente por parte del Gobierno de España casi 110 expedientes para la instalación de más de 165 nuevas plantas en Castilla y León. Concretamente 65 de fotovoltaica, 42 de eólica y dos de hidroeléctrica.

De los expedientes que se tramitan en Castilla y León, hay 23 proyectos con DIA (Declaración de Impacto Ambiental) concedidas, aunque algunas de ellas, condicionadas. Otros tres tienen determinación de afección ambiental favorable (es el procedimiento ambiental acelerado). Y dos expedientes tienen DIA desfavorable

Por provincias, la que mayor número de plantas fotovoltaicas en proyecto tiene es Valladolid. Son 36 que tienen una potencia cercana a los 3.000 megavatios. Le sigue León, con 17. Y Burgos, con 16.

Como curiosidad, ocho proyectos son de hibridación, es decir, suponen la instalación de una planta fotovoltaica donde ya se encuentra un parque eólico, generalmente ya autorizado, de modo que las infraestructuras de evacuación son compartidas por el parque eólico y la planta fotovoltaica. La mayor parte de estos proyectos de hibridación, seis, se quieren desarrollar en la zona sur de la provincia de Soria.

La fotovoltaica impulsa las renovables en la Comunidad Autónoma y “es la tecnología que más aumenta tanto en producción como en potencia instalada en España, y en Castilla y León”. No obstante, ha destacado Barcones, no se parte de cero. “Nuestra comunidad es la que más potencia instalada tiene de energías renovables. Supone el 18,6% de la potencia renovable de España. Además, producimos el 20% de toda la energía renovable del país”.

Castilla y León sumará más de un centenar de nuevas plantas fotovoltaicas
Comentarios