jueves. 30.06.2022
Albergue Cruz Roja
Albergue Cruz Roja

El incendio forestal de la Sierra de la Culebra, en Zamora, ha dejado este fin de semana hasta 14 localidades evacuadas, lo que supone centenares de vecinos y vecinas que han tenido que realojarse temporalmente en otras viviendas, o en los albergues provisionales desplegados por los Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de Cruz Roja. Junto a los Equipos de Respuesta Básica en Emergencias (ERBE), han sido los responsables de atender a más de 300 personas durante el fin de semana en los cinco albergues que fueron necesarios desplegar en las localidades de Camarzana de Tera, Alcañices, Villadeciervos y Benavente.

Para dar respuesta a la emergencia, 50 personas voluntarias de Cruz Roja de las provincias de Zamora, León, Salamanca y Valladolid han participado intensamente en el operativo en medio de una situación en la que las personas afectadas han relatado historias sobrecogedoras al personal, que les ha arropado y acompañado en todo momento.

Los equipos de Cruz Roja también estuvieron muy atentos a las personas mayores albergadas, que precisaban más ayuda fruto de la avanzada edad para, por ejemplo, poder acceder a los aseos sin desorientarse. También se han atendido a personas con graves patologías, como insuficiencia respiratoria crónica (EPOC), que precisaron cuidados durante toda la noche, entre las que se encontraba una persona afectada que abandonó su vivienda sin tiempo de llevar su dispositivo de respiración.

Desarrollo de la emergencia

El viernes 17 de junio, a las 3:30AM, el Centro de Operaciones Autonómico de Castilla y León recibía la alerta de declaración de emergencia de situación 2 en Sarracín de Aliste, por el incendio en la zona de la Comarca de Aliste. En este momento, Cruz Roja activa sus equipos ERBE de Zamora y acuden a la zona a valorar la situación, detectar las posibles necesidades actuales y futuras, y organizar la ayuda.

A las 5:30AM un Punto de Alerta y Primeros Auxilios traslada las primeras 30 camas y mantas a la población de Alcañices, lugar donde se establece el primer albergue provisional.

Durante la mañana se realiza una valoración de la situación, y se preparan más camas en Zamora, mientras que, de manera paralela, se habilita un nuevo albergue provisional en Camarzana de Tera en sustitución del abierto en Villardeciervos, por la cercanía de las llamas.

En la mañana del sábado ya son, aproximadamente, 200 las personas albergadas. Mientras, y dada la capilaridad y alta presencia en el medio rural de los ERBE en Castilla y León, el equipo de La Bañeza (León) es prealertado para una intervención posterior.

Las llamas continuaron avanzando con mucha virulencia durante todo el sábado, lo que provoca la evacuación de más de 15 poblaciones en las que habitan, especialmente, personas muy mayores y con múltiples factores de vulnerabilidad.

Los equipos de Cruz Roja han atendido todas las necesidades de la población afectada, desde lo más básico -alojamiento y alimentación-, hasta lo más urgente -como la consecución de medicamentos imprescindibles para personas mayores enfermas crónicas. Asimismo, rescataron a algún animal de compañía en estado crítico.

En la mañana del sábado, Guardia Civil autorizó una ventana de tiempo para que las personas albergadas de cuatro municipios de la comarca de Aliste pudieran visitar sus casas para comprobar el estado de sus mascotas y animales de granja; Cruz Roja colaboró en el desplazamiento y acompañamiento.

Por la noche, cerca de 170 personas estuvieron albergadas entre los albergues de Camarzana de Tera y Benavente. Además, en previsión de que la situación se agravara, se preparó otro albergue provisional en Benavente, que era activado con posterioridad, y que, en el conjunto de los 3, atendían a 300 personas siendo la 1:30 de la madrugada.

A primera hora del domingo, la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León y Guardia Civil indicaron a la población que podrían regresar a sus casas. Cruz Roja mantuvo el albergue de Camarzana de Tera de forma preventiva, y como apoyo para el descanso del personal interviniente en la extinción del incendio. En torno a las 21:30h. la Junta de Castilla y León desactiva el último albergue que permanecía abierto.

El operativo de Cruz Roja estuvo coordinado con las diferentes entidades intervinientes en la emergencia siguiendo todas las indicaciones del CECOP y del Puesto de Mando Avanzado del Plan de Protección Civil de la Junta de Castilla y León.

Cinco albergues han dado servicio en los incendios de Castilla y León este fin de semana
Comentarios