sábado. 02.03.2024
Lolita Flores. Imagen Interbenavente
Lolita Flores. Imagen Interbenavente

El teatro de Benavente se llenó de emoción y expectación el pasado fin de semana cuando, puntualmente a las ocho de la noche, las luces se desvanecieron y una nueva luz iluminó el escenario. Entre telas transparentes, emergió una figura femenina vestida de negro, encarnando el desafiante personaje lorquiano de "La Casa de Bernarda Alba", y esa figura era la renombrada actriz Lolita Flores.

Con la dirección magistral de Luis Luque, Lolita encarnó el icónico papel de Bernarda Alba con una intensidad y profundidad que dejó al público sin aliento. La actriz desplegó una actuación llena de garra y fuerza, dotando al personaje de una dimensión emocional impactante.

El papel de Bernarda Alba, ofrecido previamente a su madre, "La Faraona", fue finalmente asumido por Lolita, quien lo interpretó como una reivindicación póstuma del deseo matriarcal de la dinastía de los Flores.

Durante setenta minutos, Lolita llevó a los espectadores a través del monólogo de Poncia, personaje que desahoga sus pensamientos sin tapujos y conversa consigo misma, recordando el trágico destino de Adela y hablando con la difunta tras visitar su tumba.

La actuación de Lolita estuvo acompañada de un impecable diseño escénico de Mónica Boromello y una brillante iluminación de Paco Ariza, que transportaron al público a la casa de Bernarda Alba imaginada por Lorca.

Momentos estelares de la noche incluyeron la emotiva escena de los cuatro vasos de leche y el jarrón, así como la caminata atemorizante de Poncia con el bastón de Bernarda.

El final de la obra, marcado por una combinación de catarsis de libertad y empoderamiento femenino, culminó con Lolita bailando al son de las telas y el viento.

Tras el cierre de la función, Lolita recibió una ovación prolongada y emotiva por parte del público, a quien agradeció con gran cariño y humildad. La actriz destacó el trabajo del director y de todo el equipo técnico, sin los cuales la obra no habría sido posible.

Como colofón, una benaventana conocida como Pepa subió al escenario para felicitar a Lolita, quien recibió este gesto con sorpresa y alegría.

La interpretación de Lolita Flores en "La Casa de Bernarda Alba" fue sin duda un momento memorable en la historia del teatro de Benavente, una actuación que honró la obra de Lorca y dejó una huella imborrable en el corazón del público. ¡Bravo Lolita, bravo Luque, bravo Poncia!

NOTICIA COMPLETA 

Lolita Flores deslumbra en una intensa interpretación de "La Casa de Bernarda Alba" en...