martes. 23.07.2024
Ruleta
Ruleta

Izquierda Unida de Benavente ha expresado su “decepción” ante el anuncio  de la Junta de Castilla y León del anteproyecto de ley que enviará a las Cortes al objeto de modificar la Ley 4/1998, de 24 de junio, Reguladora del Juego y de las Apuestas de Castilla y León, y que plantea  ampliar de 100 a 150 metros la distancia mínima entre los nuevos establecimientos de juego y apuestas, los centros de enseñanza reglada y la exigencia hasta 300 metros entre estos locales.

Si en junio de 2021 Izquierda Unida de Benavente expresaba su satisfacción por la decisión adoptada por la Junta de Castilla y León de suspender dos años las licencias para salas de juegos y apuestas hasta la aprobación de una normativa más restrictiva y dar una respuesta a esta problemática por la incesante  proliferación de este tipo de locales y las denuncias sobre el aumento de los problemas de adicción que no han dejado de incrementarse. Ahora  IU “siente gran  decepción ante  la propuesta que elevará para su aprobación por considerarla muy insuficiente. Como manifestábamos entonces,  confiábamos  en que la próxima Ley de Juego de Castilla y León aborde y ponga coto a la ubicación de las casas de apuestas y salones de juego, particularmente cerca de centros escolares, culturales o juveniles…pero este parche no lo hará”.

Así, la formación política considera que “la modificación debe ser más ambiciosa en cuanto a la regulación de las distancias respecto a zonas vulnerables como centros educativos o parques infantiles, y debería ir en la línea que sugiere la OCU, una separación mínima de 500 metros. Una distancia razonable, sin llegar a los 850 metros de la Comunidad Valenciana, los 1.000 m de la Murcia o los 800 metros de Barcelona”.

De hecho, han asegurado que “la propia Junta reconocía en 2021 que de los 47 salones de juego y de tres casas de apuestas existentes en 2015 se pasó a los 131 y 19 que hay en la actualidad a lo que había que  sumar  que estaban en tramitación cinco expedientes de solicitud de autorización de instalación de salones de juego en la Comunidad. Y proliferación de la que tampoco  ha quedado exenta Benavente”.

Tal y como mantienen desde Izquierda Unida “estos negocios afectan especialmente a la juventud donde la falta de expectativas y de un futuro estable es el caldo de cultivo perfecto para dosis rápidas de adrenalina para conseguir dinero fácil, sin esfuerzo. De otra manera alcanzar el “éxito social” a través de objetos y mercancías que vende la publicidad sería imposible. Se tienta a la juventud trabajadora, a la juventud más joven que no puede acceder al trabajo dado el paro crónico, a que arriesguen sus escasas rentas ganadas en trabajos precarios o lo que puedan sacar del núcleo familiar”.

Además, han asegurado que “el problema subyace en que cuanto más accesible esté el juego o las apuestas, y más expuesta se encuentre la persona a estos locales en su entorno habitual, mayor es el riesgo de desarrollar una adicción”.

También han indicado que “aunque está prohibido que los menores accedan a estos locales, un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) a finales de 2018  ya advertía  que cerca del 40%  de las casas de apuestas permitían la entrada a menores en sus instalaciones o lo que aún es más grave,  que cerca de la mitad de estos/as jóvenes desarrollarían problemas graves en el futuro siendo susceptibles de acabar enganchados a este tipo de adicciones”.

IU Benavente considera “decepcionante e insuficiente” la modificación de la Junta en lo...