viernes. 08.12.2023
La comunidad cisterciense de Benavente
La comunidad cisterciense de Benavente

La Jornada Mundial de la Juventud sigue dando fruto y Zamora, por la cercanía con Portugal, ha sido durante todo este mes lugar de paso, descanso y meditación para grupos de diversas procedencias nacionales e internacionales.

A los miles de peregrinos que hicieron escala en la ciudad para visitar entre otros lugares zonas tan emblemáticas como la parroquia de San Frontis (primera parroquia en la que se instaura el Camino Neocatecumenal), se han unido nuevos grupos que, en su regreso, han querido hacer parada en nuestra diócesis. Y en este regreso a casa el monasterio cisterciense de Benavente se ha convertido en un punto de visita obligatoria. Este lugar no solo se convierte en referencia para los peregrinos por su perfecta ubicación geográfica sino por el recogimiento que ofrece el carisma del Cister. De esto dan fe grupos de Alicante, Garzón, Florencia, Tunja y Duitama. También los jóvenes zamoranos aprovecharon para parar en Benavente y rezar con las monjas. El balance de esta Jornada Mundial para nuestra diócesis no puede ser mejor: nuestros jóvenes han vivido una experiencia extraordinaria y Zamora ha sido paso y lugar de no para miles de peregrinos en dirección a Lisboa. Todo para mayor gloria De Dios.

La comunidad cisterciense de Benavente, lugar de acogida internacional