miércoles 18/5/22
Uno de los baches de la Nacional 525
Uno de los baches de la Nacional 525

Los negocios de Benavente ubicados en la Nacional 525, desde la salida 259 de la Autovía A-6, llevan 5 años reclamando el arreglo los socavones de la vía así como que se ponga fin a la falta de iluminación y señalización en la zona.

En ese tramo se concentran varias empresas, desde la ITV, a firmas de paquetería, una gasolinera, un taller de coches o un hostal.

Los denunciantes se quejan de que los accesos, los carriles de deceleración, arcén y los caminos de servicio para acceder a sus negocios tienen baches de grandes dimensiones. "Uno de ellos parece un cráter", aseguran en la denuncia.

Tras 5 años de quejas acompañadas de fotografías y escritos en el Facebook del Ayuntamiento de Benavente, al margen de otro escrito que se envió al correo electrónico de la institución local, estos empresarios reconocen que están "desesperados" por la falta de respuesta.

Hace un año, se redactó otro informe con la firma de todos los establecimientos de la zona para enviarlo a Fomento. Denunciaban la situación de "abandono total", pero tampoco han recibido respuesta.

"Los accesos a la carretera, son vías de deceleración, y vías (o caminos de servicio) sin señalización vertical ni horizontal ninguna, los camiones paran en el medio, los coches se atraviesan", aseguran.

Los dueños de estos negocios afirman que la Policía tiene muchas denuncias y actas de innumerables vehículos que "por descuido, porque no hay iluminación ninguna y el bache no está señalizado, han destrozado bajos o camiones que han volcado la carga". 

Critican al alcalde de Benavente, Luciano Huerga, porque estiman que "solo se ocupa de arreglar el centro y poner plantas", y lamentan que "los que vivimos o trabajamos en una zona que no es el centro, tenemos unas condiciones pésimas de mantenimiento".  "El Ayuntamiento de Benavente nos cobra todos los impuestos que corresponden, pero cuando les necesitamos para algo, no recibimos ayuda de ningún tipo", recalcan. 

Estas son las quejas remitidas al Ayuntamiento y a Fomento:

-El arcén de la Nacional tiene baches, socavones, desniveles en la calzada, lo que hace casi imposible poder entrar a la gasolinera sin dejar los bajos del vehículo. Uno de los baches en la N-525

-La falta de iluminación y señalización provoca que muchos conductores no cumplan con lo establecido, hay falta de señalización horizontal, rayas de la calzada incorrectamente pintadas, tanto la línea continua del centro de la calzada, como las líneas del arcén, así, como las líneas de los carriles de deceleración de acceso a la gasolinera.

-Hay medio pintada una doble raya continua, y no hay una señalización vertical, para informar de que no se puede realizar el cambio de sentido, y que hay una rotonda a unos 500 metros, lo que ocasiona imprudencias cruzando las dos rayas continuas para acceder a la gasolinera o al hostal provocando, en ocasiones, mas de un susto por las imprudencias

-Hay falta de iluminación, ya que diversos conductores, han tirado las farolas con sus vehículos que 3 años después siguen sin ser respuestas. 

-El arcén  frente a la gasolinera Repsol y restaurante Jara, está lleno de grava, con "cráteres" en los que dejas los bajos del vehículo, y si hay suerte se puede acceder al Taller situado en el punto kilométrico 259.

Baches como "cráteres" y falta de iluminación y señalización: el calvario de los...
Comentarios